El sector lácteo facturó en Barbanza 75 millones, la cifra más alta del último lustro

Los registros siguen distando de ser los ideales para volver a la rentabilidad de las granjas


MAZARICOS / CORRESPONSAL

Después de cuatro años sin apenas cubrir costes de producción, la subida de los precios de la leche ha devuelto la esperanza a las 400 granjas barbanzanas que siguen en activo. Bien es cierto que los repuntes registrados distan mucho de ser los ideales para devolver la rentabilidad al sector, pero sí permiten afrontar los próximos meses con cierto optimismo. Lo corrobora el balance del 2019 que los productores de la zona cerraron con un volumen bruto de negocio de más de 75 millones, la cifra más elevada de los últimos cinco años. En ella se incluyen, además del dinero derivado de la comercialización de la leche, los ingresos de la venta de animales para su aprovechamiento cárnico una vez finalizado su ciclo productivo, o las ayudas procedentes de la PAC.

Esta noticia es para suscriptores


Comprometidos con el servicio público


Ante la dimensión de la crisis sanitaria, una gran parte de los contenidos asociados al COVID-19 se difunden en abierto para todos nuestros lectores

  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Accede 30 DÍAS GRATIS
Sin compromiso de permanencia

El sector lácteo facturó en Barbanza 75 millones, la cifra más alta del último lustro