Los ganaderos buscan tierra para que sus granjas sean más competitivas

María Cedrón REDACCIÓN / LA VOZ

MAZARICOS

VÍTOR MEJUTO

La falta de pastos, un hándicap para los que han tomado el relevo generacional. No te pierdas esta y otras historias en Somos Agro, el nuevo portal del sector primario de La Voz de Galicia

07 may 2019 . Actualizado a las 08:26 h.

Escasez de terreno para sembrar forrajes, una brecha digital que se va acortando poco a poco, falta de mano de obra preparada y la dependencia de las ayudas de la Política Agraria Común (PAC) derivada de unos precios de mercado muy competitivos son los principales hándicaps a los que se enfrentan los ganaderos lácteos gallegos que han apostado por el relevo generacional. Yolanda Beiro y José Manuel Recarey, de Gandeiría Sar de Serráns, lo han hecho: «Estamos ben orgullosos».

La Gandeiría Sar de Serráns mira hacia A Ruña, el monte más alto que se ve desde el concello de Mazaricos. Sar es el nombre de la finca cuyas riendas tomó hace unos años, en el 2010, Yolanda Beiro y, poco después, en el 2014, a la que también se incorporó su esposo José Manuel Recarey. Serráns es la aldea en la que los padres de Yolanda formaron una familia y desde la que su madre, Nieves, empezó a vender leche. «Cando empezamos a vender aquí o leitiño, foi cando as mulleres comezamos a ter un soldo», recuerda.

Cuenta Yolanda que hace cinco años levantaron un establo nuevo. «Entonces muxiamos 40 vacas, agora hai unhas 180 cabezas, das que en torno a 80 están en muxidura. Duplicamos a produción». Y de tener la leche como algo complementaria, Gandeiría Sar de Serráns ha pasado a convertirse en una empresa. Es socia de CLUN, que le recoge la leche. Tienen la ISO 22000 y ahora están en trámites para entrar en UNICLA. «Os animais teñen que estar mellor ca ti», apunta José Manuel.