Los agricultores necesitan sol y calor para que salga adelante la cosecha de maíz


Paradójicamente, aunque acostumbran a ser los más perjudicados por la sequía, los agricultores barbanzanos quieren, en este momento, sol y calor. De hecho, es lo que necesitan de forma imperiosa el más de millar y medio de hectáreas de maíz sembradas en la comarca.

Las persistentes lluvias caídas las últimas semanas están retrasando el ciclo de crecimiento de la gramínea, que, pese a germinar satisfactoriamente, está parado debido al exceso de humedad. «Supoño que dentro dun par de meses pediremos que chova porque ameaza a seca -bromea un productor mazaricano-, pero agora, para o millo, viñan moi ben un par de semanas de moito calor. A planta está achicada por tanta auga e polas temperaturas tan baixas que, para esta época do ano, se están rexistrando».

Los agricultores barbanzanos también se quejan de que el exceso de humedad está provocando el rebrote de muchas malas hierbas que también ponen en peligro el desarrollo de las cosechas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los agricultores necesitan sol y calor para que salga adelante la cosecha de maíz