Los vertidos sin control cuestan a Mazaricos 90.000 euros al año

Durante el verano, el Concello retiró basura acumulada de una veintena de lugares


Mazaricos / corresponsal

La gestión de los residuos es, ya de por sí, uno de los asuntos más complicados y costosos a los que deben hacer frente los municipios. Si a esto se une el escaso civismo que muestran algunas personas que optan por deshacerse de la basura sin ningún tipo de control ni respeto de la normas, el problema se agrava aún más.

Lo saben de primera mano en Mazaricos, donde el ayuntamiento se ha visto obligado a desembolsar, solo en lo que va de año, más de 90.000 euros debido a los numerosos vertederos incontrolados que no cesan de aparecer en distintos puntos del término. Del último se tuvo conocimiento ayer mismo, paradójicamente a 400 metros del punto limpio instalado en las inmediaciones de la cantera de Pino de Val. De su presencia avisaron los operarios de mantenimiento del parque eólico, que se encontraron con distintos restos de madera, de materiales de construcción y varias bolsas grandes con basura de diferente tipo.

Desde el departamento de Medio Ambiente municipal se especifica que este tipo de hechos resultan habituales y que, durante el presente ejercicio, se realizaron actuaciones en más de una veintena de lugares, que consistieron en la retirada de la basura, su clasificación y entrega a distintos gestores autorizados.

«As limpezas de cada vertedoiro oscilan entre os 500 e os 4.000 euros, en función do tamaño e do tipo de residuos que haxa. Moitos deles non poden tratarse polos métodos habituais e deben entregarse a un xestor autorizado», apunta José Manuel Ponte, responsable de la brigada de obras, que señala que, en algunos casos, el ayuntamiento incluso acaba siendo sancionado por este concepto. «Ao final a falta de educación dalgúns acabamos pagándoa todos porque as multas pola aparición destes vertedoiros incontrolados, algunha de ata 3.000 euros, van sempre ao Concello», explica.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Los vertidos sin control cuestan a Mazaricos 90.000 euros al año