«Los transgénicos son seguros para la salud y para el medio ambiente»

La investigadora asegura que hay avances científicos que a veces se ponen en duda

.

santiago / LA VOZ

Las Regueifas de Ciencias, una novedosa iniciativa de la Universidade de Santiago que se estrenó ayer en la Facultade de Ciencias da Comunicación, abrieron con un tema científico pero que está al orden del día en la sociedad, el uso de transgénicos para hacer una selección genética en alimentos con el fin de incrementar su productividad o su resistencia, entre otras finalidades. En el debate intervinieron voces a favor y en contra, con el objetivo de que el público se hiciese una composición de lugar sobre tan espinosa cuestión. Pero de entrada, la catedrática de Genética de la USC, Laura Sánchez Piñón, directora del proyecto, se manifiesta a favor de sus aplicaciones. «Son seguros para la salud y para el medio ambiente», sostiene sin duda alguna. «El 99% de los datos que hay sobre transgénicos lo demuestran».

No cree que las posiciones en contra que surgen de grupos ecologistas pero también de sectores relacionados con la agricultura y con la alimentación deriven de una mala información, pero sí de la opinión generalizada de que hay avances científicos que se ponen en duda cuando se aplican a la vida diaria. «Se desconfía de la ciencia, cuando de la ciencia viene la penicilina».

En todo caso, asegura que la visión al respecto es muy diferente en Estados Unidos y en Europa. «Europa es más conservadora, aplica más la idea de la extrema precaución. De hecho, en la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo hubo que hacer una llamada de atención advirtiendo de que decisiones de este tipo había que tomarlas desde el punto de vista científico. En cambio, en Canadá y en Estados Unidos ya se consume salmón transgénico y en China el 90% del arroz es transgénico, y está demostrado que es mejor».

Y advierte la doctora de que no se trata de un descubrimiento nuevo, que a fin de cuentas el trigo y el maíz son producto de una selección genética que realizó el hombre hace tiempo.

El origen del hombre

Lo que está claro es que, a diferencia de otras ramas de la ciencia, la que investiga Sánchez Piñón interesa al hombre desde hace siglos. Todo lo que tiene que ver con los estudios genéticos y con el ADN está presente en las series de detectives, en las biografías de las sagas familiares y en muchas conversaciones del día a día. Laura Sánchez lo sabe y lo entiende. «Es que la genética está relacionada con las preguntas que se hizo siempre el hombre, de dónde venimos y adónde vamos, cuál es la esencia de la vida... Sin genes no hay vida y ya desde las culturas más antiguas se preocuparon por estas cuestiones, antes incluso de que la ciencia naciese como tal».

Lo corrobora con ejemplos. Hace mucho que la Iglesia impide el casamiento entre parientes cercanos. «Sabían que no era bueno, aunque no supiesen que era por los genes. Y en el Talmud, el libro que recoge los preceptos de los judíos, se habla de la circuncisión, pero si se le hacía a un niño hemofílico y se moría desangrado, al hermano no se le practicaba; no sabían por qué, pero sabían que se heredaba».

Imposible mantener una conversación con la doctora y no entrar en otro asunto inquietante: «¿Es posible crear vida de forma artificial?». Recuerda los 450 genes que identificó el biólogo Craig Venter como los mínimos necesarios para la vida sintética. «Hay un tercio de esos genes que no se sabe lo que hacen, pero se sabe que tienen que estar ahí; pero de momento esa vida artificial no se puede crear fuera de una célula natural». De momento. Lógico que las Regueifas de Ciencias hayan creado tanta expectación. Los límites de la ciencia, la ética. El debate está servido.

Laura Sánchez Piñón. Catedrática de Genética, fue conselleira de Educación en el bipartito. Dirige las Regueifas de Ciencias que se estrenaron ayer con un debate sobre transgénicos.

Regueifas de Ciencias. En las próximas semanas se abordarán las vacunas y la experimentación animal.

Votación
2 votos
Comentarios

«Los transgénicos son seguros para la salud y para el medio ambiente»