Un tráiler acabó encajado en una aldea de Lousame por culpa del GPS

El camión se dirigía hacia la planta de tratamiento de Servia


ribeira / la voz

«Xa é difícil pasar por alí cun coche normal e imaxina cun tráiler». Así explicaba un miembro de la agrupación local de Protección Civil de Lousame lo sucedido ayer por la tarde en la aldea de Comparada, donde un camión de grandes dimensiones se quedó atascado entre los muros de dos inmuebles. El vehículo circulaba por la carretera autonómica que va desde Ponte Beluso a Vilacoba, en dirección a la planta de reciclaje de Servia. En un momento dando, el sistema de navegación GPS le indicó que debía coger un desvío a la derecha, pero al parecer el conductor lo tomó antes de tiempo y se metió por un camino estrecho que lo fue llevando hasta este núcleo lousamiano, donde finalmente tuvo que detener la marcha al quedarse encajonado y sin poder continuar.

Antes de parar, el tráiler -que en esos momentos viajaba sin carga- se llevó por delante un cable del tendido eléctrico, parte de una antigua viña, y destrozó un muro de un galpón, donde finalmente quedaría encajonado.

Hasta el lugar se desplazaron los efectivos de Protección Civil de Lousame, así como los agentes de la Guardia Civil de Tráfico, responsables de la empresa propietaria del tráiler y los bomberos del parque de Boiro.

Sujetar el muro

Con ayuda de una pala excavadora que tenía de un vecino de la zona, los primeros trabajos consistieron en afianzar el muro sobre el que se había quedado atascado el vehículo, puesto que se temía que al mover el camión pudiera venirse todo abajo.

Una vez conseguido este objetivo y al cierre de esta edición, una grúa trataba de retirar el tráiler hacia atrás, ya que el camino en esa zona era más amplio y era la única forma de que el vehículo quedase liberado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un tráiler acabó encajado en una aldea de Lousame por culpa del GPS