La intervención se enmarca en un plan de gestión y recuperación ambiental


En los últimos tiempos, el monte de Froxán ha acaparado numerosos titulares por el trabajo que se está realizando por parte de los comuneros para su puesta en valor, lo que le ha valido un reconocimiento de las Naciones Unidas. De hecho, la actuación de ayer se guía por un plan de gestión y recuperación ambiental seleccionado por el Ministerio de Transición Ecológica como uno de los cuatro casos piloto para elaborar una guía de adaptación al cambio climático de los proyectos de conservación de espacios naturales.

En lo que respecta a la zona húmeda de Campo de Lamas, su valor medioambiental está refrendado por un estudio realizado por investigadores de la universidad compostelana. La turbera que hay en ese lugar se considera una importante reserva de carbono.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

La intervención se enmarca en un plan de gestión y recuperación ambiental