Cambio un eucalipto por un carballo

Raúl Romar García
R. ROMAR REDACCIÓN / LA VOZ

LOUSAME

Coluna Sanfins

Varias asociaciones lanzan una campaña de micromecenazgo cuyas aportaciones se destinarán a plantar 13.000 especies de árboles autóctonas en un monte de Lousame

06 ene 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

En el 2006, la mayor parte de la superficie del monte de Froxán, en el municipio de Lousame, estaba ocupada por pinos. Un excelente combustible para los incendios que asolaron la zona, al igual que al resto de Galicia, en el 2006. Pronto buena parte del entorno fue pasto de las llamas, que incluso amenazaron con llegar las casas de la pequeña aldea. Pero el fuego se encontró con una inesperada barrera natural: una masa de robles de entre seis y siete hectáreas. Con los años, parte del espacio fue ocupado de forma natural por eucaliptos, otra especie altamente inflamable. Y la historia se repitió con los incendios del 2016, cuando los robles volvieron a ejercer de parapeto de las llamaradas.

La comunidad de montes de la zona aprendió la lección: había que recuperar el bosque autóctono. O, lo que es lo mismo, cambiar los eucaliptos por carballos. O mismo por alisos, abedules, cerezos o fresnos. Y lo hicieron ayudados por la Sociedade Coluna Sanfins y por la asociación ecologista Verdegaia. Primero por medio del programa de voluntariado Montescola, en el que el pasado año más de 300 escolares ayudados por sus familias participaron en la repoblación y restauración del monte en una actividad que también guarda un fondo educativo y medioambiental.

Ahora han redoblado la apuesta con una campaña de micromecenazgo, #oTeuBosque, que permite a cualquier persona o entidad participar en la regeneración del monte de Lousame -que fue distinguido el pasado año por la ONU como el primero de España en ser incluido en el registro de Áreas Conservadas por Pueblos Indígenas y Comunidades Locales- para transformarlo en un auténtico bosque autóctono. Cualquier puede convertirse en madrina de una sola árbol o de una finca entera de hasta 2.100 metros cuadrados. En menos de una semana de su puesta en marcha, la campaña ya ha superado los 1.000 euros recaudados, donados por más de 40 madrinas.