Marcos Mayán, hermano del carnotano que apareció muerto en Francia: «Estaba moi contento cos compañeiros, e porque ía a un parque eólico novo»

La investigación impide a la familia la repatriación del cadáver


ribeira / la voz

Tres meses llevaba trabajando Antonio Mayán Costa como técnico de mantenimiento en la empresa de Luxemburgo MDWind. La última persona de su familia con la que habló fue su hermano, Marcos. Lo hizo la noche del pasado martes, la misma en la que encontró la muerte en la localidad francesa de Harfleur, presuntamente a manos de unos ladrones que lo golpearon causándole lesiones irreversibles.

Marcos Mayán recuerda esa última conversación en la que su hermano le relató lo que habían hecho durante una jornada en la que, además, había aprovechado para cortarse el pelo. Señala que «estaba moi contento cos compañeiros, e porque ía a un parque eólico novo».

Relata que Antonio había destacado el buen ambiente de trabajo y la relación con el resto del equipo, en el que el vecino de Carnota de 31 años era el único español: «O resto dos operarios eran de Bélgica e Luxemburgo».

La familia, que mantiene contacto diario con el consulado español, aguarda los resultados de la autopsia. Al parecer, las lesiones recibidas en la cabeza lo dejaron en coma y su fallecimiento se produjo a las seis de la tarde del jueves en el hospital.

La investigación continúa en curso, lo que impide por ahora la repatriación del cadáver: «Penso que aínda tardaremos un tempo en poder traelo», señala Marcos. Todavía se desconoce qué ocurrió la fatídica noche, aunque algunos detalles transmitidos por la policía indican que «se defendeu dos seus agresores».

Antonio Mayán era un recién llegado a MDWind, pero llevaba ya cinco años vinculado al sector de las energías renovables. De hecho, trabajó con su hermano, que también se dedica al mismo ámbito, en una instalación eólica en Alemania.

A pesar de la distancia, mantenía contacto diario con su familia y, al parecer, hablaba a su madre tanto cuando salía para trabajar como cuando regresaba. El miércoles no hubo esa comunicación y la llamada de la empresa para la que trabajaba indicando que estaba en paradero desconocido solo fue la confirmación de los malos presentimientos que tenía la mujer.

Vacaciones en julio

Antonio Mayán estuvo por última vez en Carnota a principios de julio, disfrutando de un breve período de descanso. Puso rumbo a Francia el día 13.

Entre los que estuvieron con la víctima en esas jornadas de asueto se encuentra el alcalde de Carnota, Juan Manuel Saborido, quien ha tenido una estrecha relación con Mayán porque era amigo de uno de sus hijos. Ambos estudiaron juntos en el seminario de Santiago durante unos años. Posteriormente, Antonio Mayán realizó en el instituto Fernando Blanco de Cee el ciclo de Tecnología de Ingeniería Electromecánica.

A partir de ahí comenzó su formación en el campo eólico, donde a lo largo de los últimos años realizó diversos cursos.

La noticia de la muerte de Antonio Mayán ha causado conmoción en Carnota. La familia intenta asimilar la trágica noticia, al tiempo que mantiene contactos con el consulado español con el fin de conocer los detalles sobre el avance de la investigación de la policía francesa.

Matan en un atraco en Francia a un vecino de Carnota de 31 años, Antonio Mayán Costa

A. Gerpe
Harfleur, en una imagen de archivo
Harfleur, en una imagen de archivo

Trabajaba como técnico en una empresa eólica y estaba desplazado en una localidad de Normandía

El pasado martes, hacia las once de la noche, fue la última vez que Antonio Mayán Costa, de 31 años y vecino de Carnota, tuvo contacto con su familia desde su hotel en Francia. Trabajaba como técnico para una empresa eólica de Luxemburgo y, conjuntamente con otros operarios, había llegado ese día a Harfleur, en la alta Normandía, para encargarse de un parque. Al día siguiente ya no acudió a su puesto, pero nadie supo nada de su paradero hasta la mañana del viernes, cuando uno de sus compañeros reconoció el cadáver que yacía en el depósito de un hospital. Al parecer tenía la cara desfigurada. Todo indica que murió a manos de unos atracadores, que lo dejaron indocumentado, sin teléfono ni dinero y tirado en la calle con profundas heridas.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Marcos Mayán, hermano del carnotano que apareció muerto en Francia: «Estaba moi contento cos compañeiros, e porque ía a un parque eólico novo»