Hemeroteca: Misteriosa aparición de los restos de un bebé muerto en un galpón de Lariño

Uno o varios perros habrían mordido el cadáver y esparcido sus partes por el entorno


ribeira

La noticia de la aparición, hace 29 años, de unos restos humanos en las proximidades de la iglesia de Lariño, en el municipio de Carnota, despertó la consternación entre los vecinos, sentimiento que fue a más cuando se comprobó que pertenecían a un bebé cuyo peso oscilaría entre los 3.800 y los 4.100 gramos. Los agentes de la Guardia Civil desplazados al lugar encontraron otras partes del cuerpo del recién nacido, desperdigadas por un radio de ocho metros.

Según las investigaciones, el bebé fue abandonado dentro de una bolsa de plástico en el interior de un cobertizo y uno o varios perros se habrían encargado después de diseminar los restos.

El terrible suceso ocasionó gran preocupación entre los vecinos de la zona, que consideraban injusta la mala imagen que se había creado del pueblo. Tanto fue así que la asociación Insua, que reunía a buena parte de los residentes en Lariño, decidió en una asamblea proponer un chequeo de todas las mujeres de la zona con el fin de descubrir a la autora o autores del crimen. También se inició una recogida de firmas.

Pese a que se abrió una investigación entre las últimas embarazadas, el suceso quedó sin esclarecer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Hemeroteca: Misteriosa aparición de los restos de un bebé muerto en un galpón de Lariño