La coquina, un bivalvo infravalorado que cotiza al precio del mejor marisco

Este año se han extraído unos 600 kilos en Corrubedo que alcanzaron una cotización máxima de 50 euros


ribeira / la voz

La playa de Carnota fue uno de los pocos puntos de la comarca donde había coquina en abundancia. Esta especie, que se conoce como cadelucha en Galicia, era una buena fuente de ingresos para los productores de las cofradías de Lira y O Pindo. Su precio dejaba muy buen sabor de boca ya que la cotización alcanzaba cifras estratosféricas. En el año 2001, el kilo rondaba los 25 euros. Pero de repente, el bivalvo desapareció. Ahora, productores de la zona suspiran porque vuelva a los arenales pues era una importante fuente de ingresos.

La cadelucha era un recurso más de los productores de Lira y O Pindo. Algún año llegaron a extraer cerca de siete toneladas de bivalvo, concretamente, la de 1999 fue la temporada con mejores datos, según la página de Pescagalicia, pues se comercializaron 6.665 kilogramos. A partir de ahí, la producción fue cayendo hasta que en el 2003, el molusco acabó desapareciendo por completo, coincidiendo con la catástrofe del Prestige.

Causas desconocidas

El patrón mayor de Lira, Mariano Lago, explica que hubo un tiempo en el que la playa de Carnota, que compartían con O Pindo, tenía mucha producción. Ahora, solo hay berberecho y desconocen las causas de la desaparición de la coquina.

El interés por recuperar el bivalvo, hace unos 15 años, llevó a comprar cría para sembrar. En el 2003 se adquirieron 2.200 kilos, pero la repoblación no surtió efecto y desde entonces no se volvió a coger más.

Ahora dio señales de vida en una pequeña zona de la playa de A Ladeira, en Corrubedo. La más cara alcanzó recientemente los 50 euros el kilo, a la altura del mejor marisco de las rías gallegas pues la centolla llegó esos días a pagarse al 47 euros el kilo y es la reina de las lonjas y de las mejores mesas de España.

Mar investiga las causas de la desaparición del bivalvo

El Centro de Investigacións Mariñas (Cima), dependiente de la Consellería do Mar, es consciente del descenso de la producción de cadelucha en los últimos años. Fuentes de la Xunta destacaron que desde el 2013 se detecta menos cantidad, por lo que técnicos de la Administración están investigando esta situación.

Fuentes del departamento que dirige Rosa Quintana confirmaron que se están estudiando todas las playas donde había producción de esta especie, entre ellas la de Carnota, y analizando diferentes parámetros medioambientales y de población con el objetivo de determinar que es lo que influye en la presencia de este marisco.

Después de varios años sin ver ni una sola pieza en toda la zona, esta campaña, cuando arrancó el libre marisqueo, productores de A Pobra estuvieron faenando en la zona de Corrubedo donde dieron con unos cientos de kilos.

La cadelucha extraída se subastó en la lonja pobrense y la cotización dejó muy satisfechos a los trabajadores. Hubo 664 kilogramos. El precio medio se fijó en 41,50 euros. Fuentes del pósito indicaron que uno de los problemas que tienen es que apenas ha tenido demanda pues se desconocía su presencia. Sin embargo, destacaron que fueron compradores de A Coruña y Pontevedra los que se la llevaron para enviarla a Andalucía y Levante.

Esta especie se produce en algunos lugares de la costa de Galicia y también en zonas determinadas de Cádiz y Huelva.

Enrique Maceiras: Patrón mayor de A Pobra do Caramiñal

«Sería bo que se aguantara esta especie pois teriamos un recurso máis»

El banco de libre marisqueo de A Ladeira, en Corrubedo, es lugar de trabajo para algunos profesionales del norte de la ría arousana. A finales del siglo pasado y a principios de este, un grupo de productores de A Pobra acudían a esa zona a faenar. Uno de los bivalvos más codiciado era, sin lugar a dudas, la coquina. Sin embargo, su producción fue menguando considerablemente.

El patrón mayor de A Pobra, Enrique Maceiras, confirmó que el molusco se dio bien en esa zona, pero casi desapareció. Sin embargo, este año «detectouse unha manchiña aí, pero creo que é algo esporádico». A pesar de que fueron pocos kilos, dejó en caja un puñado de euros pues las estadísticas de la Consellería do Mar reflejan que se vendieron 664 kilos por un importe de 27.000 euros. El dirigente no es muy optimista con que sea el inicio de una recuperación de coquina en el banco de libre marisqueo, aunque declara: «Sería bo que se aguantara esta especie pois teriamos un recurso máis».

Valoración externa

Maceiras señaló que se detectó por primera vez este bivalvo hace unos veinte años, pero la producción nunca fue muy importante. En este sentido, cabe reseñar que en 1997 hubo 611 kilos, el año más abundante. A pesar de que se trata de un bivalvo casi desconocido en los arenales de Barbanza, en algunas zonas suspiran por contar con esta especie pues es muy cotizada. Una empresa de A Coruña la vende por Internet y no baja de los 60 euros el kilo.

La coquina suele habitar en las inmediaciones de las desembocaduras de los ríos y en zonas de playa, pero puede darse en profundidades marinas de 15 metros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La coquina, un bivalvo infravalorado que cotiza al precio del mejor marisco