Nicola Mitchel: La británica enamorada de Carnota

Mitchel imparte en el municipio singulares clases de inglés, que tienen lugar durante pequeñas excursiones por tierra y mar por los principales puntos de interés

M. x. b.
Ribeira / la voz

Nicola Mitchel es una inglesa enamorada de Galicia y de su naturaleza. Llegó por primera vez en el 2005, debido a la influencia de una comunidad gallega que conoció en Poole, Inglaterra, su ciudad natal. Aquí se encontró con un espacio que rompió con todas sus expectativas, un lugar que se convirtió en su nuevo hogar. El primer viaje que hizo a la comunidad fue hace ya 14 años, y es desde aquella que lleva impartiendo clases de inglés en diversos puntos, trabajo que ya había realizado con anterioridad en el Reino Unido.

Primero vivió en A Coruña y después se instaló durante varios años en Santiago, donde conoció a su marido. Sam Ponsford era otro profesor británico enamorado de la cultura y del patrimonio gallegos. Su primer destino juntos fue Esteiro, pero su pasión por las olas les arrastró hasta un lugar donde hacer surf no fuese un problema. Sabían que la Costa da Morte era, sin duda, una de las mejores opciones para ello, por eso decidieron instalarse en Carnota.

Con el paso del tiempo, Nicola y Sam formaron una familia. Esto, entre muchas otras cosas, hizo que se sintiesen muy agradecidos con lo que le estaba dando el territorio gallego. Fue por lo que ella decidió volcarse en un proyecto en el cual, mediante su especialidad, el inglés, haría que Galicia e Inglaterra estuviesen un poco más cerca.

Sesiones en familia

Aunque la mayoría de sus esfuerzos están comprometidos con la comunidad, Nicola organiza rutas destinadas a pequeños grupos de turistas que visitan la zona, con la finalidad de acercarlos más a la cultura autóctona.

A los carnotanos no solo les ofrece lecciones en las que el contacto con la naturaleza y los recursos de la zona están muy presentes, sino que también les brinda sus singulares family trips. Son pequeñas excursiones dedicadas a las familias locales, en las que mayores y pequeños se unen para descubrir el vocabulario de la zona en inglés: «Creo que lo más importante que deben conocer es su realidad, con la que interactúan todos los días». Algunas de estas actividades son, por ejemplo, pícnics en Boca do Río, paseos por el campo o travesías en barco por las aguas de la ría.

Mitchel lleva la mayor parte de su vida adulta en Galicia y afirma que si por ella fuese, no volvería a irse: «No es que Gran Bretaña no me guste, pero es que aquí estoy muchísimo mejor». Algo que también le hace muy feliz es el apoyo incondicional de su familia: «No soy la única que vive fuera, en mi casa ya estamos muy acostumbrados a esto».

Cuando se le pregunta qué es lo que más le gusta de Galicia, contesta: «Todo. Los paisajes, la forma de vida, las playas, el mar, la sinceridad de las personas... Pero sobre todo, ese contacto con la naturaleza tan presente; la gente come lo que la tierra les ofrece. Creo que Galicia es un gran ejemplo de sostenibilidad». Su implicación con la cultura y la comunidad es tal que Nicola Mitchel ha estado aprendiendo a hablar gallego.

Para ella lo más importante es «descubrir los recursos naturales que hay en Carnota y que los demás también sean conscientes de lo que tienen aquí, que esto que tanto me maravilló a mi, los vuelva a conquistar a ellos de la misma forma».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Nicola Mitchel: La británica enamorada de Carnota