Un testigo vio por última vez en el botellón del campus al joven desaparecido

Álex Mouzo, natural de Carnota, fue visto el jueves en las fiestas de la Ascensión


santiago / ribeira / la voz

Nada se sabe de Álex Mouzo Díaz desde que el pasado jueves por la noche un testigo lo vio en el recinto del campus en el que se organizó el clásico botellón de las fiestas de la Ascensión de Santiago. El joven, de 22 años de edad y natural de O Pindo (Carnota), fue visto en el recinto, pero allí se le perdió la pista, por lo que la familia ha denunciado su desaparición.

La Policía Nacional puso en marcha ayer un amplio dispositivo de búsqueda del chico, que mide 1,80 metros, tiene pelo moreno y ojos castaños, es de constitución delgada y tenía en el momento de su desaparición media perilla de barba. Agentes de la comisaría compostelana rastrearon el recinto en el que se celebró el botellón para comprobar si Mouzo podría haber perdido la cartera, el móvil o algún otro objeto que facilitase o su localización o algún dato sobre qué pudo sucederle. Por desgracia, no han encontrado nada. Tampoco se han detectado movimientos bancarios en su cuenta y tan solo falta por conocer la última posición que registró su teléfono, que ya ha sido solicitada al juez.

Álex Mouzo vive en Santiago porque estudia un ciclo de FP de gestión administrativa. El joven pasó los días anteriores a su desaparición en O Pindo, en la casa de sus padres. El lunes 27 regresó a la ciudad y tenía previsto emprender el viernes un viaje en coche rumbo a A Coruña para coger después un tren hacia Gijón, donde participaría en la despedida de soltero de un amigo, pero no apareció.

Fueron estos amigos los que alertaron a su madre ayer. Le explicaron que, el viernes, el teléfono de Álex daba señal, aunque él no llegó a responder a sus llamadas. Cuando volvieron a intentarlo el sábado, el aparato ya se encontraba apagado o fuera de cobertura.

Otra de las comprobaciones que ha hecho la Policía Nacional es en hospitales y psiquiátricos. En ninguno entró registrado con su nombre y tampoco aparece en los traslados que aquella noche hicieron las ambulancias, aunque siempre podría haber utilizado otra identidad o haber acudido en un vehículo particular de un tercero, ya que él no tiene coche. En el caso de que las investigaciones que se están llevando a cabo no den resultado positivo, la comisaría de Santiago ampliará la búsqueda a otras zonas del municipio, entre ellas montes cercanos y el curso de los ríos Sar y Sarela.

Pelo moreno y ojos castaños

Álex Mouzo Díaz tiene 22 años, es natural de O Pindo, en el concello de Carnota, y estudia un ciclo de gestión administrativa en Santiago. Mide 1,80 metros, es de complexión delgada, tiene el pelo moreno, ojos castaños y se había dejado media perilla.

La madre fue al piso del hijo y comprobó que no se llevó la maleta que preparó para un viaje a Gijón

Alarmada por la ausencia de su hijo, la madre de Álex Mouzo Díaz se desplazó desde Carnota a Santiago para comprobar si el joven estaba en el piso en el que reside en la capital gallega. Cuando entró en el inmueble comprobó que estaba todo en orden y no vio nada raro. «Vese que fixo vida normal ao longo da semana. Tiña alí preparada a maleta coa que ía ir á despedida [de soltero en Gijón] e o único que botei en falta foi a carteira coa que ía estudar», afirma.

Al no encontrar ni rastro del chico, la madre también le ha estado buscando en los hospitales, temiéndose que Álex pudiera haberse visto involucrado en algún altercado la noche del jueves, que fue la jornada grande de las fiestas de la Ascensión. Sin embargo, al igual que le ha pasado a la policía hasta el momento, todas esas gestiones han sido infructuosas. Ni la familia ni los amigos del joven tienen sospecha alguna de qué pudo haberle ocurrido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Un testigo vio por última vez en el botellón del campus al joven desaparecido