Carnota es el tercer concello coruñés con más viviendas de uso turístico

Con 137 inmuebles registrados, solo las ciudades de Santiago y A Coruña le superan


ribeira / la voz

La decisión de la Xunta de regular los alquileres turísticos y de crear un registro de viviendas destinadas a alojamiento vacacional generó un gran revuelo, pero sin embargo, la lista de propietarios particulares que deciden operar al amparo de la legalidad no deja de aumentar en la comarca. El miedo a recibir una sanción inclina la balanza para dar de alta casas o pisos, aunque también cabe reseñar el trabajo efectuado en este sentido por gestores inmobiliarios. Especialmente llamativos en cuanto a inscripciones son los datos en el municipio de Carnota, que ya es el tercero de la provincia de A Coruña con mayor número de inmuebles anotados.

Las cifras del censo oficial, con datos actualizados hasta el pasado mes, indican que en el término carnotano están apuntadas 137 viviendas de uso turístico, solo medio centenar menos que en la ciudad de A Coruña, que suma 189. El primer puesto lo ocupa Santiago, con un listado de 337.

La propietaria de una casa emplazada en Lira explica que «hay mucha competencia» y manifiesta que este mes no han conseguido huéspedes.

Aunque prefiere no dar su nombre, comenta que es una emigrante retornada de Suiza que, junto a su esposo, construyó una vivienda en su localidad natal con el propósito de establecerse en el municipio. Sin embargo, las cosas fueron distintas a lo planeado: «Tuvimos que trasladarnos a A Coruña ante la imposibilidad de encontrar trabajo en Carnota y decidimos alquilar la casa para afrontar gastos, como el de la contribución. Somos obreros». Pese a que tener la propiedad dada de alta en el registro es gratis, esta vecina dice: «A veces me pregunto si merece la pena, porque todos quieren alquilar en agosto».

Camionero y hostelero

El mazaricano Sergio Otero rehabilitó en el lugar de Pidre una propiedad familiar para dedicarla a uso hostelero. Subraya que «o rexistro vai funcionando, pero para sacar cartos co arrendamento da casa habería que dedicarse a elo todo o ano facendo moito labor de promoción». El principal problema, precisa, «é que no inverno non hai xente». Por eso, el alquiler le sirve como complemento económico, ya que Sergio Otero es camionero.

Sin embargo, puede sentirse satisfecho, dado que asegura que, con altibajos, tiene clientes de manera más o menos estable entre junio y septiembre. En su negocio, el coste del inmueble, con dos habitaciones y capacidad para seis personas, es de 80 euros por noche en los meses de julio y agosto.

Todos los propietarios consultados coincidieron en señalar que, básicamente, el negocio se limita a los meses de julio y agosto. Muchos de ellos reconocieron que el alquiler de verano les permite afrontar los gastos de mantenimiento de la propiedad.

En cuanto a las características de las viviendas de uso turístico que se ofertan en la comarca, son muy diversas. Hay un elevado número de apartamentos de dos habitaciones, especialmente en localidades como Ribeira, Boiro y Porto do Son.

Actualmente figuran registrados medio millar. Sin embargo, algunos hosteleros consultados afirman que el número de los que se ofrecen en diversas plataformas digitales es muy superior al de residencias que están dadas de alta en el registro.

«Es un negocio que vale para quien tiene una casa vacía, no como inversión»

Desde hace más de tres lustros, Hanno Gallinger, afincado en Carnota, se dedica al sector inmobiliario. En la actualidad, señala, busca clientes para quienes tienen inmuebles de uso turístico y explica que cuando se creó el registro «animé a muchos propietarios a darse de alta». Comenta que ahora los trámites se han simplificado mucho «incluso en el Ayuntamiento ayudan a la gente, facilitándoles el proceso».

 

Sobre el movimiento económico que genera la actividad en la zona, Gallinger explica que «es muy estacional. La temporada es corta y los precios que se piden son bajos».

Seguir leyendo

La realidad

Algunos propietarios que han dado sus casas de alta en el registro de viviendas turísticas lamentan que la actividad se concentre en los meses de verano. Pues eso mismo les sucede a los gerentes de establecimientos hosteleros, con la diferencia de que ellos deben pagar por la licencia y asumir otros gastos. Esa es la realidad, seguro que menos bonita de lo que algunos pensaban.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Carnota es el tercer concello coruñés con más viviendas de uso turístico