Investigadas dos personas de Valencia y otra de Fuenlabrada por estafar 27.000 euros a un vecino de Boiro

La Voz RIBEIRA / LA VOZ

BOIRO

Imagen de archivo del equipo de la Guardia Civil del puesto de O Milladoiro.
Imagen de archivo del equipo de la Guardia Civil del puesto de O Milladoiro. GC

El equipo contra la ciberdelincuencia de la Guardia Civil del puesto de O Milladoiro logró identificar a los supuestos autores y recuperar 12.000 euros

06 nov 2022 . Actualizado a las 14:15 h.

El equipo de la Guardia Civil de O Milladoiro especializado en ciberdelincuencia investigó a dos personas que residen en Valencia y a otra en Fuenlabrada como presuntos autores de un delito de estafa en la fase de explotación de la operación Bifa. Esta dio comienzo a raíz de una denuncia interpuesta por el perjudicado en las dependencias de la Guardia Civil de Boiro, donde comunicó que había sido víctima de una estafa por un importe de 27.000 euros.

Esta persona había abonado el importe en las dos facturas de sus proveedores mediante el método conocido como BEC (Business Email Compromise), tras recibir la llamada de uno de ellos interesándose por una factura pendiente de pago. Revisó las transferencias y se percató de que el número de cuenta bancaria no coincidía con el que la empresa le estaba comunicando, explican desde el instituto armado.

Este tipo de estafas se realizan mediante una combinación de tácticas de phishing y vishing e ingeniería social. Como detallan desde el equipo de la Guardia Civil de O Milladoiro, los delincuentes realizan envíos de correos electrónicos desde direcciones que imitan a las de los proveedores habituales de una empresa, logrando con ello el engaño y consiguiendo que la compañía abone los importes correspondientes en las cuentas de los estafadores.

La Guardia Civil investigó los hechos en aras de constatar su veracidad, la recuperación del dinero y la identificación plena del autor o autores de la estafa. En el transcurso de la investigación, los componentes del equipo contra la ciberdelincuencia lograron, tras el estudio minucioso de la información recabada, la identificación plena de los responsables del delito, resultando ser dos vecinos de Valencia y otro de Fuenlabrada, y la recuperación de 12.000 euros.