Los barbanzanos que vuelan sobre el agua a bordo de un dragón

Francisco Brea
Fran Brea RIBEIRA / LA VOZ

BOIRO

Integrantes del Piragüismo Rías Baixas-Boiro que participarán en el mundial.
Integrantes del Piragüismo Rías Baixas-Boiro que participarán en el mundial. MARCOS CREO

El equipo del Club Piragüismo Rías Baixas-Boiro participará en el mundial de la modalidad

02 sep 2022 . Actualizado a las 21:58 h.

Entre el 1 y el 4 de septiembre se celebrará en la República Checa el mundial de barco dragón, una modalidad con muchos años de tradición en Asia, principalmente en China. Representando a España estarán palistas del Club Piragüismo Rías Baixas-Boiro, que lograron el pase a la cita al imponerse en el selectivo. «Van 12 tripulantes, dez reman, outro é o patrón e outro máis marca o ritmo», apunta Luis Ourille, director deportivo de la entidad barbanzana.

Cuando se ve el barco que utilizan para competir ya se entiende el porqué del nombre de la modalidad. «É como una traiñeira, de entre 12 e 13 metros de longo. Ao transportalo chama moito a atención porque é necesario un remolque grande. As medidas están definidas pola federación internacional e hai que respectalas», comenta Ourille. Luego, la decoración ya puede ser de diferentes estilos, pero la cabeza del dragón no falta.

«As competicións comezaron en Asia nas festas dos pobos, eran os de un lugar contra os doutro. Alí hai moitísima afección, desde pequenos ata maiores. Quedan para remar», asegura el barbanzano. En ese mundo entra ahora con fuerza el club de Boiro, que acude al mundial sin saber muy bien cómo de fuertes estarán sus rivales, aunque suponen que los asiáticos no fallarán. Eso sí, «por ganas e ilusión non creo que nos gañen».

A buen nivel

Los barbanzanos tienen un punto a su favor: «Todos os rapaces son da canteira, coñecémonos. Unha vez na auga damos o máximo». Tienen que coordinarse para seguir el ritmo que se marca con un tambor, y para ello están entrenando y cada vez alcanzando un mayor nivel. «Melloramos bastante e facemos simulacros de competición», explica Luis Ourille.

En el barco dragón hay varias distancias, y los barbanzanos están especializados en los 200 y los 500 metros.

Un bote accesible para todo el mundo

El Club Piragüismo Rías-Baixas Boiro llevaba años intentando hacerse con un barco de estas características, pero no son baratos y requieren palas nuevas y un remolque especial. «Son moitos gastos e non queriamos apostar sen saber», comenta Ourille. Ahora, tras presentar su proyecto a un concurso impulsado por la federación española y ganarlo, disponen de un barco durante un año. «Con algunha subvención poderemos mercar o necesario. A nosa idea é fomentar a categoría de base e que o utilicen persoas con discapacidade e da terceira idade, porque é moi accesible para traballar con todo tipo de persoas», señala Luis Ourille.