Tráfico vuelve a considerar la opción de que la fallecida en Boiro viajara en la moto

M. X. Blanco RIBEIRA

BOIRO

CARMELA QUEIJEIRO

El conductor de la furgoneta implicada en el accidente dio negativo en las pruebas de alcohol y drogas

16 may 2022 . Actualizado a las 16:09 h.

Muy difícil está siendo para el equipo de Atestados de la Guardia Civil de Tráfico reconstruir lo sucedido a las seis de la tarde de este sábado en Boiro, cuando se produjo un accidente en el que perdió la vida una mujer de 39 años. Varios particulares alertaron al 112 de que dos personas estaban tendidas sobre la calzada tras caerse de la moto en la que circulaban por la carretera comarcal AC-305 a su paso por Cespón, pero desde el primer momento saltó la duda sobre si la víctima viajaba en la motocicleta o si iba caminando por el arcén en el momento del suceso, en el que se también se vio implicada una furgoneta.

Fuentes de la Guardia Civil confirmaban el domingo que cobraba fuerza la hipótesis de que la mujer, Sonia Alonso, iba caminando. Algunos testigos declararon a los agentes de Tráfico desplazados al lugar que la habían visto andando por el arcén minutos antes de que se produjera el accidente. Además, en la zona del suceso solo se encontró un casco, que pertenecería al piloto.

Pero nuevos indicios que los agentes obtendrían durante la investigación han llevado a la Guardia Civil a volver a considerar la opción de que la fallecida viajara también en la moto. Al parecer, fue vista hablando con el piloto a unos 800 metros del lugar del accidente, por lo que es posible que tras esa conversación optara por subirse al vehículo.