Los refuerzos de Barbanza de atención primaria

Ana Lorenzo / J. G. RIBEIRA / LA VOZ

BOIRO

Varios de los nuevos medicos residentes fueron recibidos por los responsables del hospital de Barbanza
Varios de los nuevos medicos residentes fueron recibidos por los responsables del hospital de Barbanza

Ocho médicos residentes en atención familiar y comunitaria llevan desde julio formándose en cinco centros de salud y en el hospital de Barbanza

11 oct 2021 . Actualizado a las 20:52 h.

Los centros de atención primaria necesitan personal de forma urgente, y una de las alternativas para conseguir profesionales está en los nuevos médicos residentes (mir) de medicina familiar, una rama en la que este año por primera vez se han cubierto las treinta plazas ofertadas en el área sanitaria de Santiago y Barbanza. De ellos, ocho comenzaron el pasado mes de julio sus rotaciones en los ambulatorios de Boiro, Ribeira, Porto do Son, Muros y Noia, que compaginan con guardias en los servicios de urgencias del hospital comarcal de Oleiros, y del CHUS (a este último complejo acuden los que están adscritos a los consultorios noiés y muradano).

Cada uno de estos mir tiene asignado un tutor en el centro de salud que es el encargado de hacerle un seguimiento y guiarlo. «Procuramos que os profesionais formen en anos alternos para que poda haber relevo. É un traballo que ás veces os sobrecarga, aínda que en xeral a colaboración é boa. Precisamente, iso explica que se triplicasen as prazas», afirma Sergio Cinza, médico en el consultorio sonense y jefe de estudios de la Unidade Docente de Medicina de Familia.

De hecho, en la comarca de Barbanza este es el segundo año en el que los residentes en atención familiar y comunitaria realizan parte de su formación en los consultorios de Ribeira y Boiro.