El jardín secreto del pazo de Goiáns

Ana Lorenzo Fernández
ana lorenzo RIBEIRA / LA VOZ

BOIRO

La limpieza de la finca permitió descubrir especies singulares de más de 200 años

26 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Más de 120.000 metros cuadrados de terreno. Eso es lo que ocupa la finca del pazo de Goiáns, que hace unas semanas comenzó a limpiarse para que esté en perfectas condiciones cuando finalicen las obras de rehabilitación del histórico edificio. Estas tareas de desbroce han permitido descubrir ocultas entre la maleza importantes joyas naturales, algunas de las cuales aspiran a formar parte del Catálogo de Árbores Senlleiras de la Xunta.

Así lo explicaron el alcalde, José Ramón Romero, y el edil de Patrimonio, Raúl Treus, que ya iniciaron los trámites para que los técnicos de la Consellería de Medio Ambiente analicen las especies singulares que hay en esta parcela. Entre ellas está una camelia sasanqua -nativa de Japón y China-, de más de seis metros de alto y que suma más de 200 años.

También supera esa edad un monumental alcornoque situado a los pies del embarcadero que tiene veinte metros de altura; y, muy cerca de él, crecen unos singulares arbustos, denominados ruscus aculeatus -similares al acebo-, pero que no son comunes por esta comarca, así como un tipo naranjo, plantado muy cerca del pazo, y que es más habitual encontrar en la zona de Andalucía.