El Rotogal y el Emevé disputan una final que tiene como premio la fase por el título

Francisco Brea
Fran Brea RIBEIRA / LA VOZ

BOIRO

Emilio Palacio podrá contar con todos los jugadores para disputar el derbi
Emilio Palacio podrá contar con todos los jugadores para disputar el derbi CARMELA QUEIJEIRO

Los boirenses se asegurarán estar entre los ocho mejores si ganan el derbi a los de Lugo

13 mar 2021 . Actualizado a las 15:39 h.

Este sábado a partir de las 18.00 horas se jugará una final en el pabellón municipal de A Cachada. Así calificó el técnico del Rotogal, Emilio Palacio, el partido en el que su equipo se medirá al Arenal Emevé. Y es que es el último encuentro de la temporada regular y ambos se juegan el puesto que da derecho a disputar la fase por el título. Una vez conseguido el objetivo principal, que era mantener la categoría, el Boiro no deja de ser ambicioso y quiere dar un paso más en un año de ensueño, en el que también disputó la Copa del Rey.

No va a ser fácil, porque los lucenses no van a venir a Barbanza en son de paz. Suenan tambores de guerra porque nadie quiere quedarse fuera de la fase. «Estamos los dos en la misma situación», destaca Palacio, quien apunta que ambos conjuntos son «muy parejos, tanto en características como en jugadores».

El entrenador del Emevé, Diego Taboada, tampoco escatima en elogios en la previa del derbi: «El Rotogal está haciendo una liga excepcional, ha competido bien durante toda la temporada y ha conseguido puntuar en muchos partidos». Para el técnico de los lucenses, los de Boiro «juegan muy bien al voleibol, porque tienen buenos jugadores». Destaca a Gallego, «un central top en la liga, de los mejores que hay» y a Benavídez -elegido para el siete ideal de la última jornada de la Superliga- «que puntúa mucho y es muy completo».

Taboada, al igual que Palacio, espera un partido duro: «Van a salir a morder y harán todo lo posible para jugar su primera fase por el título. Ganar resultará muy complicado».

Efecto A Cachada

Aunque la caldera no podrá arder a su máxima potencia, que hasta 150 personas puedan estar como público en las gradas de A Cachada es «un plus», reconoce el técnico del Rotogal, y «más después de toda la temporada sin gente. Ahora se nota mucho».

En el pabellón de Boiro los jugadores de Palacio se crecen y así lo certifican las últimas actuaciones en su feudo: «Venimos de ganar bien, de una manera cómoda, después de una racha de perder varios partidos 3-2, en los que jugamos bien, pero no conseguimos llevarnos la victoria. Esperamos que esta vez sí podamos hacernos con ella». El entrenador de los boirenses tiene a su disposición a toda la plantilla: «Esta fue una semana diferente, por haber jugado el lunes y descansado el martes. El jueves estuvimos viendo vídeos del Emevé y a ver si acertamos con el juego».

Si el Rotogal suma tres o dos puntos certifica su presencia en la fase por el título. Por el contrario, si solo consigue uno ya no dependerá de sí mismo. El coeficiente con el conjunto de Lugo es favorable, pero habría que esperar a ver qué hace el Ibiza, que tiene un partido menos y de conseguir los seis puntos superaría a los barbanzanos.