Puebla y Noia se suman a Preferente, mientras que el Boiro se lo piensa

El Xuventú Aguiño consultará a sus jugadoras si quieren volver a competir


Ribeira / la voz

Si no hay más giros de volante, el fútbol autonómico regresará a finales de marzo. Lo hará en Preferente, Primera Galicia femenina y las competiciones gallegas de base. En Barbanza, Puebla, Noia, Boiro, EFM Boiro y Xuventude Aguiño son los afectados. Hay dudas en todos ellos, pero son varios los que ya han roto una lanza por competir, más todavía cuando esta temporada no habrá descensos. Lo que sí tienen que mirar es quién va a sufragar los gastos de plantillas, técnicos y desplazamientos. Y si les compensa. ¿Habrá aficionados que paguen entrada? ¿Los patrocinadores estarán dispuestos a echar una mano? Muchas dudas por resolver.

El club que más claro tiene salir a competir es el Puebla, conjunto que ha visto como la plantilla que perfiló en verano sigue intacta. Los chavales de Anxo Casalderrey han estado recibiendo trabajo para realizar en casa, de ahí que espera que lleguen en un mejor tono físico que en el mes de diciembre. A ser posible regresarán el próximo lunes para realizar una pretemporada exprés de cara a la competición.

Aunque con más dudas, el Noia también participará en Preferente. Directiva, cuerpo técnico y jugadores se reunieron durante la tarde del miércoles y decidieron que «si hay competición estaremos», apunta su presidente, un José Luis Botana que reconoce que «tengo que ser coherente con lo que dije. No me gustan el cuándo ni el cómo, pero hay que ser serios».

Reuniones

En Barraña sí surgen más dudas. Y no les faltan motivos. El Boiro ha visto como les han ido poco a poco despedazando una plantilla que apuntaba a candidata al ascenso. Ahora la directiva estudia qué hacer. «Vamos a analizar todo y el plan competicional que se presenta», reconoció su máximo dirigente, un Marcos Martínez que sabe que en cuestión de días tiene que dar una respuesta. Nada sencilla en su caso.

En lo referente a las competiciones de fútbol base, el que sí tiene tomada una decisión es el Cidade de Ribeira. Los de A Fieiteira cuentan con un equipo en Liga Gallega infantil y sí saldrán a jugar. «En principio competiremos. Ya nos inscribimos en diciembre», apunta Andrés Martínez. Donde no hay un camino marcado es en el EFM Boiro, que cuenta con dos equipos, un cadete y un juvenil que también deberían militar en sus respectivas competiciones autonómicas. Por el momento la directiva no ha tomado una determinación.

El Xuventude Aguiño también aprovechará el fin de semana para hablar con jugadoras y cuerpo técnico y decidir qué hacer este curso. Todo indica que sí volverán al torneo. En el caso del EFM Boiro, la situación es la misma que en las categorías base. Falta tomar un camino.

Con margen aún para elegir cuál es el siguiente paso, todo apunta que el fútbol federado regresará por fin a Barbanza. Seguramente lo haga sin todos sus implicados porque, aunque hay equipos que sí se vestirán de corto, critican las formas y las prisas de una federación que, afirman, sigue improvisando.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Puebla y Noia se suman a Preferente, mientras que el Boiro se lo piensa