El equipo que nació en una escuela y alcanzó la élite del volei en España

Creado hace una década, el Rotogal Boiro llegó a la máxima división nacional aupado en un pilar: profesionalizar todos sus departamentos


Antes de que el covid lo zarandease todo, en Boiro había una estampa que se repetía continuamente. Los niños, como en prácticamente cualquier lugar de Galicia, jugaban a la pelota. Pero allí había una cosa diferente, el esférico no era de fútbol, sino de voleibol. Quizás ese sea la metáfora del mayor logro de un Boiro Voleibol que, de la mano de su equipo absoluto, el Rotogal, ha alcanzado la primera división español, la Superliga. A pesar de no alcanzar los 20.000 vecinos.

El motivo se esconde tras dos personas, Emilio Palacio y Adrián Alves, quienes han llevado a un equipo creado en una escuela de Cabo de Cruz a convertirse en una de las mejores canteras de España, la cual cuenta con más de 150 licencias federativas. Ese camino lo explica el propio Alves, quien señala la clave del éxito en que «cada un se encargue do que se ten que encargar. A palabra profesionalizar pode dar un pouco de medo, pero é así. A xente do deporte tense que encargar do deporte. É fundamental que esas persoas poidan vivir do seu traballo».

El boirense, que recaló en el club en sus inicios, es uno de los hombres orquesta del pabellón de A Cachada. Líbero en el equipo de Superliga, compagina esta función con la dirección deportiva y su rol como entrenador de la cantera. La otra parte de la ecuación la forma Emilio Palacio, técnico del bloque sénior, quien concuerda en que la pieza que ha ensamblado el proyecto ha sido «que a pesar de que cuando empezábamos no éramos profesionales, trabajábamos intentando serlo lo máximo posible».

Con ellos al frente de la parcela deportiva, el voleibol en Boiro pasó de ser un deporte residual a convertirse en una opción que solo puede eclipsar el todopoderoso fútbol: «No fue fácil, empezamos con muy poca gente. No teníamos niños para conformar los equipos y ahora hay lista de espera porque no nos quedan más huecos libres».

El ascenso

Ambos saben que el Rotogal es el pilar que permite atraer jóvenes, y más ahora en la primera liga española. «Tuvimos que entrenar más, trabajar más y con el tiempo fuimos dando pasos hasta conseguir el ascenso. Si los jóvenes ven que el camino para crecer es con trabajo, ellos lo repiten», explica el propio Palacio.

En este frenético camino de poco más de una década, ambos tienen claro que toca seguir trabajando. Pero cada uno en lo suyo. «Iso é algo que tiñamos claro dende o inicio», cierra Alves sobre el pilar que ha llevado al Rotogal de Cabo de Cruz a poner su nombre en España.

El objetivo de la temporada: lograr la permanencia y disfrutar la Copa del Rey

Aunque debutante en la Superliga, el Rotogal Boiro ha conseguido poner contra las cuerdas a todos los rivales contra los que se ha enfrentado. «La primera vuelta ha sido buenísima, pero sabemos que ahora la cosa se complica. Los equipos se van a reforzar y estamos todos muy cerca unos de otros», explica Emilio Palacio, quien sabe que la clasificación para la Copa del Rey ha sido la guinda que ha completado un año que solo ha podido empañar el covid: «Nos gustaría mantener la categoría en parte para que nuestra gente pudiera vivir los partidos en la pista».

Sabedores de que pertenecen a un pueblo de menos de 20.000 habitantes que está batallando contra ciudades que lo multiplican en población, tanto Alves como Palacio afirman que el descenso no sería el final de nada. «O camiño para chegar de novo sabémolo. A nosa razón de ser non é estar en Superliga. É algo que gusta, pero se baixamos traballaremos de novo para volver estar arriba», afirma el líbero.

«Esto no ha salido de un día para otro, pero todo ha ido muy rápido. Toca seguir cumpliendo objetivos», asegura Palacio, quien sí apuesta por la salvación. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El equipo que nació en una escuela y alcanzó la élite del volei en España