Marcos Martínez: «No vamos a renunciar a ascender si la oportunidad se pone a tiro»

El nuevo presidente del Boiro toma las riendas para hacer frente a la pandemia, a la deuda y para volver a Tercera


Ribeira / la voz

Marcos Martínez (Boiro, 1971) ocupará la presidencia del inquilino de Barraña tras la marcha de Changui. Lo hace después de haberlo sido todo en el club, de jugador a entrenador pasando por director deportivo y asesor. Ahora afronta su reto más difícil, en medio de una pandemia que zarandeará los cimientos del fútbol modesto hasta que los socios puedan entrar al estadio.

-¿Cómo ha vivido estos primeros días en el cargo?

-El recibimiento y el apoyo de la gente ha sido superior a lo que me esperaba. Pero en esto del fútbol, los apoyos iniciales se pueden volver luego en tu contra.

-¿Cuál es su plan con el Boiro?

-Nuestra idea es seguir con lo que habíamos establecido hace dos años, cuando Changui encabezó la candidatura. Buscamos una estabilidad económica que a día de hoy no hay, pero creo que ese trabajo está bien encauzado. Queremos seguir apostando por gente de la cantera y de Barbanza. Creo que el Boiro debe marcarse esos objetivos en el corto plazo, que serán los que nos hagan llegar a Tercera División. Esa es la idea en la que tenemos puestas nuestras esperanzas.

-¿Subir ya esta temporada?

-Nosotros no vamos a renunciar a ascender si la oportunidad se pone a tiro. El ascenso es una consecuencia del trabajo del año. Pero remitiéndonos a la situación sanitaria, es probable que la competición no empiece en un corto espacio de tiempo. Esta se puede convertir en otra temporada atípica, más corta y que a lo mejor esté influenciada por factores externos que no van a depender de los equipos. Mi opinión personal es que empezaremos a primeros de enero.

-Si tocase empezar ya, ¿el equipo estaría preparado?

-Los jugadores están trabajando desde hace unas semanas con planes individuales que les hizo llegar el preparador físico. Nosotros estamos a disposición de empezar cuando el cuerpo técnico lo indique, pero también dependemos de cómo estén las instalaciones. Son municipales y el ayuntamiento también tendrá algo que decir para que se aplique el protocolo del covid.

-Mantienen una cruzada para reclamar un puesto en Tercera.

-Mañana [por hoy] tenemos una reunión con la federación gallega de todos los clubes de Preferente. Damos por hecho que esta temporada somos un equipo de Preferente, pero eso no quita que sigamos trabajando para que la justicia nos dé la razón a la reclamación que estamos realizando. Esperemos que la próxima temporada haya una resolución en un sentido o en otro.

-¿Cuentan con todos los miembros del actual equipo?

-La plantilla es conocedora desde el primer día de que el plan de la directiva es conversar los compromisos adquiridos con cada uno de ellos.

-Como presidente, ¿no le gustaría tener margen de maniobra?

-Soy de los que dice que cuando se dio una palabra no es conveniente meter el bisturí y generar problemas. Somos conscientes de lo que se firmó y se apalabró en su día. Y hasta el final de la temporada lo vamos a mantener.

-¿Ve viable una temporada sin público en las gradas?

-Creo que en estos momentos para el fútbol aficionado prevalece la seguridad sanitaria por encima de lo demás. No disponer de público va a suponer una merma económica para todos los equipos de fútbol. Puede afectar a los presupuestos y a los compromisos adquiridos con terceros.

-Sin aficionados se tambalea todo, ¿incluso su intención de saldar la deuda?

-Hacer cábalas en estos momentos no es fácil. No solo para el Boiro, sino para todos los equipos que están en la misma situación de arrastrar deudas o tengan comprometidos gastos importantes este año. Esta categoría no dispone de ningún tipo de ayuda de las federaciones. Subsistimos con lo que podemos generar.

-Hará falta el apoyo de la gente más cercana al club.

-Desde un principio deseamos contar con todos los patrocinadores, publicistas y socios. Ellos son un pilar básico de la continuidad de este tipo de entidades deportivas. Sabemos que será un año complicado. A lo mejor no hay fútbol presencial durante parte de la temporada, pero eso no quiere decir que el que sea socio de corazón no siga retirando su carné como si fuera un año normal.

-En su caso tienen unas instalaciones que permitirían meter a bastantes aficionados cumpliendo las normas sanitarias.

-Entre las dos gradas hay unos 1.800 asientos. Con un aforo tan importante puedes meter 300 o 400 personas como mínimo manteniendo las medidas de seguridad que exijan las autoridades.

-Pasando al plano deportivo, ¿Changui seguirá como jugador?

-No, su relación con el Boiro finalizó cuando presentó su dimisión. Considerábamos desde un principio que no podía pasar a formar parte de la plantilla. Creemos que es el momento de abrirles las puertas a nuevos valores, pero que se lo ganen.

-Hablando de los jóvenes, ¿cuáles son los planes con la base?

-Nuestra idea es seguir potenciando el convenio que tenemos con la escuela de fútbol y desarrollar más la colaboración con el Abanqueiro. Queremos seguir apostando por esos caminos para sacar jugadores para el primer equipo. Creo que se está haciendo un buen trabajo en todas las entidades y a corto plazo se verán los resultados. El año pasado debutaron 13 futbolistas del filial y del juvenil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Marcos Martínez: «No vamos a renunciar a ascender si la oportunidad se pone a tiro»