«A todo o mundo se lle deu mal hoxe»


A CORUÑA / LA VOZ

«Botáronnos do río». Así resumía Xoán León, un vecino de Boiro, la jornada de pesca ayer por la mañana en Chelo (Coirós). «Gastei en cotos 80 euros e estou mirando», comentaba. A las diez de la mañana ya se formó un corrillo de una decena de pescadores, de los 30 que entraban en el cupo de este coto, que dejaban apesadumbrados la cañas en los coches. Lo hacían cerca de la señal con letras en rojo donde se lee: «Atención subida repentina do caudal no río». En esta ocasión sucedió lo contrario, cortaron, sin avisar, el agua para rellenar la balsa de la central del Zarzo. «A todo o mundo se lle deu mal hoxe», explicaba Luis Pan, vecino de Sada, y Carlos Pedreira, miembro de la directiva que gestiona este coto.

La mayoría llegaron allí con el orto, a las seis, aprovechando el primer día de pesca hábil. La caída del agua fue sobre las ocho y media. Casi al mismo tiempo que se capturó la única pieza de la mañana, un reo de 600 gramos que picó la rapala de un vecino de Betanzos. José Fernández, agente de medio ambiente, alababa, sin embargo, las calidades del río. «É un bo coto, ao que veñen de Asturias e ata de Bilbao pescar», comenta.

«Viñen a primeira hora da mañá, e as oito e pico pechouse a auga e está o río coma no mes de agosto, o normal sería que os primeiros días respectasen e deixasen o caudal», explicaba David Ferreño, vecino de Cambre.

Enrique Basavilbaso, que también se desplazó desde Boiro, se mostraba indignado. «Se fose por causa natural non pasaba nada. Que baixe 40 ou 50 centímetros o caudal é nefasto para a pesca», señaló contrariado. También lamenta que la Xunta permitiese pescar cuando no había posibilidad de cambiar de municipio. Explicaba, junto a un corrillo de más pescadores, que con esa decisión perdieron ya dos de los cinco salmones permitidos en el Ulla, que quedaron en manos de locales. Xoán León afeó la falta de atención de la Administración al estado de los cauces. «O problema non son os cotos, son os mil ríos desfeitos que temos e sen protexer, sen vixilancia. Con eses mil ríos poderías ter un paraíso, e temos que ir para fóra», sentenciaba. «A pesca fluvial é un caos», dijo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«A todo o mundo se lle deu mal hoxe»