La preocupación por los robos en Boiro ha llevado a algunos empresarios a reforzar la seguridad


ribeira / la voz

Sin detenidos todavía por el atraco cometido el pasado jueves en Abanqueiro en la vivienda de los padres de un empresario, cuya casa ya había sido allanada solo unas semanas antes, la inquietud por la proliferación de este tipo de sucesos ha cundido en Boiro, hasta el punto de que algunos empresarios han reforzado la seguridad en sus domicilios.

Al parecer, hace un mes la residencia de un profesional vinculado al sector del mar fue también objeto de un robo, aunque en ese momento no había nadie en la casa, y varios establecimientos hosteleros han recibido la indeseable visita de los delincuentes.

El propietario de un negocio emplazado en el municipio manifestaba ayer que la preocupación crece porque «se observa que no se trata de algo casual por parte de ladrones que buscan conseguir dinero más o menos fácil, sino de gente que trabaja de manera organizada».

A este respecto, indicaba que otro elemento que tiene un gran peso, y dispara las alarmas, es que «no les importa hacer daño a cosas o a personas con el objetivo de lograr su propósito».

Numerosos comentarios

El asalto, con personas encapuchadas y provistas de un cuchillo que tuvo lugar en Abanqueiro ha provocado numerosos comentarios entre los vecinos del municipio.

Hasta el momento no ha trascendido ninguna información sobre las pesquisas que lleva a cabo la Policía Judicial de la Guardia Civil para resolver el robo, ni sobre las pistas que se siguen. Algunas fuentes apuntaron que puede tratarse de una banda de personas del este de Europa, que suelen tener mucha movilidad y actúan en diferentes ayuntamientos.

«Nadie está exento»

A este respecto, el empresario de Boiro Juan José Fajardo, en una de cuyas instalaciones industriales emplazadas en el polígono de Espiñeira sufrió un robo hace un año, comentó: «Nadie está exento».

En su caso, explica que reforzó la vigilancia mediante la instalación de un sofisticado sistema de seguridad con el fin de que los posibles delincuentes encontrasen las máximas dificultades a la hora de cometer sus fechorías.

El empresario apunta a la idoneidad de incrementar los dispositivos de vigilancia para prevenir la comisión de este tipo de sucesos.

La Guardia Civil continúa con su labor de investigación para el esclarecimiento del último atraco y los vecinos aguardan la pronta resolución del caso y la identificación de los autores. Un vecino de la localidad comentaba ayer: «Ojalá estuvieran ya detenidos. La gente está bastante preocupada por lo acontecido».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La preocupación por los robos en Boiro ha llevado a algunos empresarios a reforzar la seguridad