Las cuentas de los equipos barbanzanos al cierre de la primera vuelta liguera

El Boiro llega al ecuador del curso con opciones de ascender, mientras que Volantes y Unión podrían caer de Primera


El fútbol barbanzano ha alcanzado el ecuador de la temporada con dudas por resolver. En Preferente, el Boiro es el que parte con las opciones más serias de ascenso. Más incógnitas hay en Primera, donde Unión y Volantes se acercan al abismo. En segunda regional, el Taragoña, con una sola derrota, ejerce como candidato al título. Así afrontan todos la recta final de la temporada.

Preferente

En Barraña. Una racha de 13 partidos sin conocer la derrota ha colocado al Boiro en la tercera posición de la tabla, a una victoria del Fisterra, conjunto que cuenta con un choque a mayores. Los de Luis Santiago afrontan cuatro semanas de competición claves, ya que jugarán todos sus encuentros en Barraña, comenzando con el de este domingo ante el Dubra. Las opciones de ascenso siguen encima de la mesa, más cuando tienen que recibir en su feudo a los dos primeros de la clasificación.

Con 28 puntos, el Noia afronta la segunda vuelta del curso con la necesidad imperiosa de una mayor regularidad. Los de Iván Carril, debutante en la categoría, tienen margen de mejora y plantilla suficiente para poder dar caza a Ribadeo, Mugardos e incluso Boiro.

Ubicado en la mitad de la tabla, el Puebla, que completó un arranque liguero para enmarcar, se ha desinflado con el paso de las jornadas. El objetivo ahora no es otro que lograr la permanencia, que tiene encarrilada.

Primera Galicia

Dos posibles caídas. Si en Preferente hay serias opciones de que un equipo barbanzano suba de categoría, en Primera Galicia son prácticamente nulas. Temporada tímida de los conjuntos de la zona, en la que solo el Mazaricos, que se encuentra en la parte templada de la tabla, ha logrado cohesionar un bloque sólido que se ancla en Viturro como referencia ofensiva.

El Ribeira ha cerrado la primera vuelta fuera de los puestos de ascenso y sin margen para más traspiés. Los celestes están pagando su regreso a la categoría. A pesar de su buen fútbol, y del talento joven que ha insuflado aire en la entidad, los de la capital necesitan mostrar una mayor solidez defensiva.

En situación crítica se encuentran Volantes de Baño y Unión, ambos en puestos de descenso y obligados a completar una segunda vuelta perfecta para escapar de la quema, más aún teniendo en cuenta posibles arrastres.

Segunda galicia

Grupo cuarto. El Taragoña ha logrado colocarse en lo alto de la tabla tras un inicio perfecto. Gran papel de los de Pájaro, que han sumado para la segunda vuelta a un futbolista de la talla de Aless tras su marcha del Puebla.

En una posición privilegiada para tratar de meterse entre los dos primeros se encuentran: Cabo, Queiruga y Lesende.

Los boirenses han cuajado una primera vuelta de menos a más, lo que les ha permitido ponerse a solo dos puntos del ascenso. Sonenses y lousamianos, a pesar de alguna racha negativa, se han mostrado como dos de los equipos más sólidos.

En el apartado negativo, el Artes, con solo una victoria, apunta al descenso si no logra suturar la herida. Un irregular Sálvora deberá tener un ojo puesto en posibles cascadas.

Liga da Costa. Con solo tres equipos en la Segunda Galicia costera, es la Esteirana la que mejor primera vuelta ha completado. Tendrá que pelear con Corme y Ponteceso por uno de los puestos que dan acceso al playoff. El Muros, que el pasado curso se salvó en la recta final de la temporada, ha dado un golpe encima de la mesa de la mano de Cacharro, lo que le ha permitido meterse en la zona templada de la tabla. El Lira, el tercer equipo de la zona, ha abierto margen con el descenso, aunque también tendrá que tener un ojo encima de los posibles arrastres.

Tercera galicia

Grupo quinto. Con una plantilla cargada de talento y ni una sola derrota en su casillero, el Aguiño se erige como el principal candidato a elevar al cielo el título de campeón. Araño, Porto do Son y Oleiros deberán pelear la fase ascenso, que también tiene a tiro Palmeira, Cruído y Crocha. Todo está en un pañuelo, mientras que, en la zona baja, Carreira y Bealo amoldan sus bloques de cara a próximos años.

Grupo cuarto. Después de una caída precipitada a los abismos, el Outes comienza a ensamblar un nuevo bloque que le permita regresar al nivel de antaño. Aunque el Camariñas comanda la tabla, los blanquinegros tienen prácticamente cerrada su participación en la fase de ascenso, lo mismo que el Monte Louro, que también tratará de conseguir un hueco en la Liga da Costa para el próximo año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las cuentas de los equipos barbanzanos al cierre de la primera vuelta liguera