Chiño: «Me cuesta quedarme un domingo en casa sin fútbol»

El delantero del Boiro regresó este sábado al césped, aunque recayó de su lesión en la rodilla que le ha impedido jugar esta temporada


Esta no ha sido la temporada más feliz para Joaquín Bertúa (Santiago, 1994), conocido en los terrenos de juego como Chiño. Tras debutar el sábado contra el Sofán, el punta del Boiro ha recaído de su lesión en la rodilla, de la que espera sobreponerse cuanto antes. La fortuna le debe una.

-Por fin ha regresado, pero parece que no tiene suerte.

-El viernes, antes del partido, se me hinchó la rodilla después de un golpe. Me dolía un poco al andar. Contra el Sofán entré al campo para probarme, pero no terminaba de arrancar.

-¿Había tenido problemas en esa rodilla anteriormente?

-El año pasado recibí un golpe en la otra y tuvieron que sacarme el menisco, pero ya está perfecta. Esta pretemporada, contra el Arosa, me lesioné. Tenía una pequeña rotura, me dijeron que no era necesario retirar el menisco, que no era grave y que en enero podría empezar a jugar algo. Pensaba que la segunda vuelta iba a disputarla toda. He tenido un par de rachas de mala suerte. Tengo prisa por jugar y quizás debo calmarme. En el Boiro me están ayudando mucho y quiero corresponderlo en el campo.

-El equipo está respondiendo.

-Sí, contra el Sofán igual volvimos del parón y no teníamos el chip para competir. Es un partido para olvidar. Toca seguir, no queda otra, no volverá a ocurrir.

-A pesar de que no ha podido jugar, sí ha ido a los partidos.

-A los que puedo voy con ellos en el autobús. Intento ir a todos, para ver a mis compañeros. Hay algunos con los que nunca he jugado y quiero orientarme, saber como son. Me cuesta quedarme un domingo en casa sin fútbol. Me queda poco para jugar, pero tengo muchas ganas.

-La parte más amarga de un deportista son las lesiones. Me imagino, que además del físico, está el apartado mental.

-El año pasado, con el Ordes, me pasó algo similar. Iba a verlos y me quemaba por no poder competir. Pero en el Boiro, además de los partidos, vamos a comer por ahí, quedamos para tomar y picar algo. Te quema un poco más porque es como una familia. Quieres ayudar y las lesiones te lo impiden. Tengo ganas de responder, quiero llegar al arreón final. Creo que contamos con muchas posibilidades de pelear por la segunda plaza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Chiño: «Me cuesta quedarme un domingo en casa sin fútbol»