Pólvora cargada de responsabilidades

La normativa sobre los fuegos de artificio trae de cabeza a las comisiones, que ven como el cumplimiento de la legislación aumenta los gastos y complica las tiradas


Asegura el presidente de una comisión barbanzana que «é imposible facer unha festa se es legal», y lo cierto es que las normativas de los últimos años han incrementado sobremanera las exigencias para su realización. Uno de los reglamentos es el que afecta al lanzamiento de fuegos de artificio, cuyo cumplimiento parece generar ahora mayores quebraderos de cabeza, pese a datar del 2015. Responsables de varias organizaciones de festejos explican haber tenido serias dificultades para encontrar puntos de lanzamiento que respetaran las distancias de seguridad y dicen que el incremento de costes, motivado por la contratación de un seguro de responsabilidad civil y de vigilancia armada, les ha obligado a reducir gastos en el espectáculo pirotécnico.

Lo reconoce Aurelio Resúa, integrante de la pirotecnia de Boiro: «Agora empregamos calibres menores para axustarnos á normativa e ás posibilidades económicas das comisións, porque hai clientes que nos din que deben baixar os custes. Ao usar tamaños máis pequenos os efectos luminosos redúcense, pero ten a vantaxe de que podes tirar máis unidades. Buscamos o equilibrio».

Las complicaciones existentes en muchas localidades para ajustarse a las franjas de seguridad con respecto a edificios, estaciones de servicio o vehículos, llevó a Resúa a equiparse con unas plataformas flotantes que permiten el lanzamiento desde el mar. La empresa las cede a sus clientes, pero estos deben contratar la instalación. Según los datos aportados por diversas comisiones, el incremento en costes es de unos 2.500 euros.

Velar por el cumplimiento de la normativa corresponde a la Intervención de Armas de la Guardia Civil de A Coruña, que ha cursado 200 notificaciones en la provincia desde que comenzó el verano. El sargento José Luis Suárez asegura que la cancelación de unos fuegos constituye algo excepcional: «Las pirotecnias son las primeras interesadas en hacer las cosas bien».

Completa documentación

Boiro es la única localidad de la zona en la que fue preciso cancelar una tirada «porque no pudieron tramitar a tiempo el permiso de la Subdelegación del Gobierno», precisa el sargento.

Además de examinar toda la documentación, en la que figuran hasta los detalles mínimos sobre el lanzamiento de los fuegos, la Guardia Civil realiza, entre otras acciones de vigilancia, controles aleatorios previos a la sesión: «Cada espectáculo se analiza de forma individual».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Pólvora cargada de responsabilidades