La falta de engorde del mejillón ralentiza el suministro a las fábricas

La industria que trabaja con rendimientos más pequeños sí está reclamando molusco


Uno de los sectores económicamente estratégicos de la producción acuícola de la comarca barbanzana es el bateeiro, que inicia ahora el período fuerte de su actividad con la extracción de bivalvo para surtir a las fábricas. Este año, a diferencia de lo ocurrido en los precedentes, el suministro está viéndose ralentizado por el lento crecimiento del molusco, que todavía no alcanza un nivel de engorde óptimo.

Explica Ricardo Herbón, presidente de Opmega, que hay rendimientos del 17, 18 y 19 % de carne sobre el peso total «aínda que por agora son os menos. Ao molusco fáltalle graxa. Non alcanzou as calidades axeitadas para a industria, para resistir os procesos de cocción, fritura ou deshidratación sen experimentar una merma importante».

El bateeiro precisa que lo adecuado sería que la mayoría de las piezas tuvieran unos niveles de rendimientos de entre el 20 y el 24 % «porque o mexillón ten que ter consistencia».

En términos similares se expresa la presidenta de Aspromeri, Dolores Gómez que, sin embargo, afirma que sí hay un buen nivel de ventas para aquellas fábricas que demandan un bivalvo de menor tamaño: «Nestes casos, o volume de pedidos incluso é maior que o do ano pasado».

Sobre las causas que pueden motivar este retraso en el desarrollo del molusco, Ricardo Herbón comenta: «Habería que facer estudos. Agora todo son especulacións. Pode ser pola temperatura da agua, polas correntes, factores que afectan ao nivel de plancton. No mes de xullo observamos que a auga estaba dous graos máis alta do que acostuma a ser habitual. Agora xa se foi normalizando».

Analizar los factores

Herbón subraya que sería preciso analizar si este tipo de factores se repiten: «Xorden un montón de preguntas. Vimos observando que o período de engorde se vai demorando. Ao parecer estanse dando alteracións tamén noutros bivalvos, como acontece nos desoves da ameixa».

Pese a esta situación, el presidente de la organización de productores precisa que «tamén é certo que, tradicionalmente, a campaña forte comeza a partir de mediados de agosto e aínda falta unha semana para o día 15».

En este sentido, el bateeiro y presidente de la cofradía de Muros, Daniel Formoso, se muestra tranquilo: «A partir de agora é cando o molusco empeza a encher, xa está collendo carne. Nos polígonos da ría de Muros-Noia que están máis a dentro é onde experimentou maior engorde».

Formoso subraya que han vendido ya varias barcadas de unas 20 toneladas cada una y manifiesta: «As fábricas teñen gañas».

También lo constata Ricardo Herbón, quien dice que las perspectivas son altas, por lo que aguardan un buen nivel de ventas. De hecho, al igual que expresa Dolores Gómez, los pedidos hasta ahora han sido buenos «para aquelas industrias que demandan uns rendementos menores».

Una de las grandes preocupaciones del sector en esta época es la posible aparición de la toxina. Actualmente todos los polígonos de las rías de Arousa y Muros-Noia están abiertos. Sin embargo, el cierre de dos de ellos en Pontevedra, concretamente en Cangas, el pasado martes, provocó cierta alarma entre los bateeiros, temerosos de que la marea roja pudiera extenderse.

Como apunta Daniel Formoso: «Se vén temporal de sur o risco é maior. O mellor sempre é o vento do norte».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La falta de engorde del mejillón ralentiza el suministro a las fábricas