Un monolito en Boiro para la mancomunidad Arousa Norte

La estatua se ubicó en una plaza recién reformada por los alumnos de una escuela taller


Pedro Piñeiro, Ramón Rego, José Luis Torres Colomer y Manuel Velo asistían hace 24 años al descubrimiento de un monolito en Boiro. Este Concello había decidido dedicarle una plaza a la mancomunidad Arousa Norte y en medio de ella se erigía el obelisco. La inauguración discurrió en un ambiente festivo, con las intervenciones de los alcaldes interrumpidas por el sonido de las gaitas.

La escuela taller boirense se había encargado de la reforma de la plaza, situada en medio de la calle Pablo Iglesias, y que hasta entonces estaba abandonada. A algunos les sorprendió el nombre que se le dio al lugar, sobre todo porque la mancomunidad estaba en aquellos momentos prácticamente muerta y llevaba años sin realizar encuentros ni gestiones de peso.

Pese a que Velo aquel día abogó por estrechar la colaboración entre los concellos de Arousa Norte, no fue hasta el 2002 cuando se reactivó, aunque orientada sobre todo al turismo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Un monolito en Boiro para la mancomunidad Arousa Norte