Los otros prados y caballos de la comarca

Miembros de Axena descubrieron la única zona en los fondos de Barbanza que alberga un ecosistema en riesgo de desaparecer


Ribeira / La Voz

La asociación naturalista Axena acaba de realizar otro descubrimiento fundamental para la comarca y para la ría de Arousa. Los integrantes de este colectivo han logrado identificar el último ejemplo conocido en la costa barbanzana de las praderas submarinas, un ecosistema conformado por dos tipos de especies de fanerógamas acuáticas denominadas Zostera marina y Zostera noltii. Ya desde Axena apuntaban que se trata de un caso que en el pasado era sobradamente conocido por los marineros y la personas vinculadas al mar que lo denominan «seba» y todavía hay referencias a esta en frases populares que significaban abundancia como «hai máis que seba».

La asociación acaba de estrenar un microdocumental con los hallazgos de este ecosistema, fundamental para el mantenimiento del equilibrio de algunas especies como el caballito de mar o de la riqueza de la ría, que ha ido desapareciendo progresivamente de esta última. Es más, desde Axena indicaron que la única parte que está catalogada en Arousa sur se encuentra en los fondos fangosos de la isla de A Toxa. En la comarca, hubo vastas extensiones de Zostera marina y Zostera noltii, con claros ejemplos en Ribeira, Palmeira, A Pobra y Boiro.

No obstante, y tal y como se desprende del análisis del Atlas de las Praderas Marinas de España -un documento elaborado por el Instituto Español de Oceanografía y otras instituciones relevantes en 2015-, en los fondos barbanzanos, estas praderas submarinas han quedado relegadas al área de Cabo de Cruz -en este caso la noltii, la más abundante en Galicia- en Boiro. Y, de forma generalizada, estas solo suelen aparecer en la partes más bajas de la ría y zonas de estuario, donde el terreno es fangoso como en A Toxa.

Actor principal

El gran protagonista de estos prados subacuáticos, así como del interesante micro documental rodado y elaborado por Axena, es indudablemente el caballito de mar. Al Hippocampus guttulatus le pasa algo similar al proceso que ha vivido esta vegetación donde habita. Es una especie protegida que, a lo largo del tiempo, ha visto cómo su número se reducía drásticamente hasta refugiarse en estas áreas.

Desde Axena comentaron que la importancia de haber identificado los puntos donde persisten las Zostera marina -tras el descubrimiento, sería la única localización de esta en el norte de la ría, de ahí la importancia- no radica solo en una futura catalogación en el atlas antes mencionado, sino en la posibilidad de involucrarse en su protección y conservación, así como en el estudio de los equinos marinos.

Por este motivo, en ningún caso Axena hará pública la localización exacta de donde ha sido hallado este frágil ecosistema -excepto a las instituciones competentes-, ya que podría despertar el interés social y ser objeto de hipotéticos daños por parte de visitantes o, mucho peor, personas dispuestas a infringir la ley y pescar los caballitos de mar.

Buenos padres con un camuflaje innato: En esta instantánea es posible observar como el caballito de mar se camufla en el entorno cambiando las tonalidades de su cuerpo con la vegetación subacuática. Además, este ejemplar, localizado en una pradera de Zostera marina, se trata de un macho, algo que fue posible de saber gracias a una de las características más sorprendentes de esta especie, que portan los huevos de su futura descendencia en la bolsa marsupial de su vientre.

Xurxo Gago: «Contactamos cos biólogos da Xunta para a súa futura catalogación»

El biólogo Xurxo Gago, presidente de Axena, valoró de forma más que positiva la identificación de las praderas submarinas en los fondos barbanzanos. Además, tiene muy claras las principales causas de su progresiva desaparición: «Estas zonas son bastante escasas na ría. A formación dos portos e a degradación xeneralizada do litoral foron dous grandes factores que afectaron a este ecosistema».

A formación dos portos e a degradación xeneralizada do litoral foron dous grandes factores que afectaron a este ecosistema»

En este sentido, el experto pobrense señaló que, tal y como se recoge en el Atlas de las Praderas Marinas de España, las zonas libres de industria se han convertido en los santuarios de estos prados subacuáticos. Gago también destacó la importancia de esta flora para el marisqueo, pues «organiza os ciclos de nutrintes ou xera sitios de cría para especies como o chopo».

 «No propio micro documental ensinamos a forma de vida destes animais, dos que atopamos unha cantidade deles sorprendente», indicó el responsable del colectivo naturalista de esta especie que es carne de cañón en el mercado negro por su belleza y por creencias de países asiáticos que le otorgan propiedades afrodisíacas.

Un auténtico tesouro a protexer»

«Contactamos cos biólogos da Xunta para a súa futura catalogación», precisó Xurxo Gago, de una posible inclusión en el atlas nacional y lo que consideran más importante, que se valore la protección y el estudio de este ecosistema único, «un auténtico tesouro a protexer».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los otros prados y caballos de la comarca