Jealsa Boiro, la forja de campeones

Los juveniles, que ya levantaron los cetros gallegos como infantiles y cadetes, jugarán la semifinal autonómica


Ribeira / La Voz

El bloque juvenil del Jealsa Boiro Voleibol afrontará mañana, a las 10.00 horas en el pabellón de A Cachada, uno de sus retos más grandes de la temporada: la semifinal del campeonato gallego ante el Calasancias Coruña. No obstante, para entender la importancia de esta historia es necesario retroceder unos cuantos años, concretamente a cuando se encendieron las brasas de lo que hoy podría calificarse como una forja de campeones.

«Este equipo simboliza a primeira fornada dunha xeración que nos deu, e seguramente dará, moitísimas alegrías. A primeira fornada dende que traballamos con este modelo homoxéneo na base», así definió el entrenador de estos jóvenes, Adrián Alves, la importancia que tienen los juveniles para el club boirense. Cualquier posible duda sobre la eficacia de esta metodología deportiva se disipa cuando asoma tan solo una parte del palmarés.

Los juveniles de hoy son los mismos chicos que se proclamaron campeones autonómicos infantiles y cadetes. Los mismos que también llegaron a semifinales nacionales y que son dos veces campeones de España de voleibol playa. Y parte de los mismos que cada fin de semana no dudan en saltar a la pista para reforzar al primer equipo sénior. Por estos motivos, ganar en A Cachada mañana supondría una consagración de todo el trabajo y esfuerzo invertido en la cantera en los últimos años.

Rival y metodología

«O Calasancias é o claro favorito para ser campión galego, pero confío nesta xeración», señaló el técnico para precisar que los herculinos incluso se han reforzado con un nuevo jugador de cara a disputar la fase de ascenso. Precisamente, ese fichaje se corresponde con un canterano de Boiro. ¿Casualidad o calidad? «Para nós esta é a clave, a pedra angular do noso proxecto é que os rapaces poidan saír e competir», explicó orgulloso y contento Alves de exportar talento.

Esta nueva pedagogía deportiva en la base, más técnica y profesionalizada, se ha combinado con los entrenamientos con los hombres del Rotogal Boiro: «Adestrar cos sénior marca a diferenza, para un rapaz de 17 anos xogar con quen competiu a nivel internacional dáche un plus ao que moitos clubs non teñen acceso».

Por eso el puente entre el conjunto juvenil y los mayores está asegurado. Mas no solo ese trasvase, ya que el bloque juvenil -y también el sénior- cuentan con un colocador increíble de gran madurez y capacidad técnica, el cadete Jaime Arjones.

El único detalle es que este director de orquesta tiene tan solo 15 años. Y sí, parece que la nueva rueda no dejará de girar ya que la generación en la que se enmarca este sub-17 también se proclamó campeona gallega infantil y cadete.

Sea como sea, si mañana el Jealsa Boiro Voleibol pasa a la final tendrá que verse las caras con el ganador del cruce entre el Dumbría y el Vigo, en una final que está fijada para las 19.00 horas. De lo contrario, los locales disputarían el tercer y cuarto puesto a las 17.00 horas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Jealsa Boiro, la forja de campeones