A vida o muerte con la zaga en cuadro

El Boiro visita hoy, a las 17.00 horas, a un Céltiga también en puestos de descenso, con las sensibles ausencias en la defensa de Cardeñosa y Borja


Ribeira / la voz

Capaz de desconectarse en su feudo y de mostrar su mejor versión allende sus fronteras, el Boiro disputará hoy, a las 17.00 horas, un partido a cara de perro en el césped del Salvador Otero. Contra un Céltiga en puestos de descenso y que también se juega la vida, el bloque de Barraña deberá sobreponerse a una zaga en horas bajas. Sin Cardeñosa ni Borja en la convocatoria por acumulación de tarjetas, Rubén López tendrá que mover sus piezas para acoplar una defensa que afronte el reto en A Illa de Arousa.

Convencido de la fortaleza de la plantilla, el pobrense destacó: «Confío en todo o equipo. Son 22 xogadores e hainos que poñer en valor. O que saia estou seguro de que intentará facelo igual ou mellor que o que se cae do once inicial». Después del varapalo recibido contra el Polvorín, en el vestuario saben que no hay aún nada decidido. Aunque el duelo de esta tarde sea importante al enfrentarse a un rival de su misma liga, considera López que queda margen por delante: «Isto vai para longo. Traballaremos para buscar os tres puntos, pero estamos a dous puntos do catorce».

Las teclas a tocar por el conjunto de Barraña están claras. Pablo Pillado y Jacobo Millán no deben campar a sus anchas. El medio, con un prolongado pasado en Boiro, ejerce como lanzadera de todo el juego ofensivo del Céltiga, mientras que el extremo, que también ocupa la posición de interior, cuenta con un disparo y un último pase capaz de derribar cualquier planteamiento defensivo.

Disposición táctica

Después de tres jornadas sin conocer la derrota, con dos victorias y un empate, el Céltiga se ha reafirmado en su estilo. Férreo atrás y directo ofensivamente, dominar los segundos balones será fundamental para que el Boiro contenga su poderío en la vanguardia. «Na nosa zona de creación non podemos darlle facilidades, sería entregarlle a comida feita», afirmó el técnico barbanzano. Es por ello que los errores en el pase deben ser mínimos. «As axudas por dentro tamén serán moi importantes», destacó López, que incidió en que el terreno de juego y el viento también pueden condicionar lo que se vea y ocurra sobre el terreno de juego arousano.

«Sabemos que estamos aí, todos pegados. Témonos que quedar coa primeira parte da semana pasada contra o Polvorín. Debemos buscar ese mesmo equilibrio e mellorar arriba», resumió el responsable de una plantilla motivada para volver a mostrar su mejor versión en A Illa. En un duelo a vida o muerte, el Boiro quiere tomar una bocanada de oxígeno antes de encarar la recta final de la competición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A vida o muerte con la zaga en cuadro