Hemeroteca: Fernando Cortizo dio sus primeros pasos en tierras barbanzanas

«O Boiro» fue uno de sus primeros cortos y estuvo nominado a los premios Mestre Mateo


Saltó a la fama en el 2009, con el lanzamiento desde Santiago de O Apóstolo, el primer filme europeo en stop motion estereoscópico, pero los comienzos de Fernando Cortizo en el mundo audiovisual tuvieron lugar en tierras barbanzanas. De la mano de la firma Artefacto Producións, a estas alturas del 2006 recibía la noticia de su primera nominación a los premios Mestre Mateo por O Boiro, un corto de animación producido por el Ayuntamiento boirense que, en doce minutos, narraba la reacción de un emigrante que regresaba a su lugar de origen y lo encontraba invadido por el cemento y altos edificios.

No consiguió el galardón, pero a partir de ahí, la trayectoria del director de cine fue siempre ascendente. Con el fin de abrirse camino en el duro mundo audiovisual, Fernando Cortizo dejó atrás Barbanza, pero en el 2008 regresó para rodar O Apóstolo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hemeroteca: Fernando Cortizo dio sus primeros pasos en tierras barbanzanas