Los bomberos más rápidos de la provincia

En apenas 14 minutos, el personal de los parques de Ribeira y Boiro suele llegar al lugar donde ha ocurrido un incidente para atender a los posibles afectados


Ribeira / la voz

Cuando suena el teléfono en los parques de Ribeira y Boiro, no se pierde ni un solo segundo para salir pitando y llegar en el menor tiempo posible para atender la emergencia. De hecho, esta gran premura ha convertido a los bomberos de la comarca en los más rápidos de toda la provincia, ya que su tiempo de respuesta -el que transcurre desde que se recibe la alerta hasta que se llega al punto donde ocurrió el suceso- está en torno a los 13 o 14 minutos, nueve menos que la media del resto de equipos que gestiona el Consorcio Provincial Contra Incendios y Salvamento de A Coruña.

La explicación a este buen balance se debe a dos cuestiones fundamentales. Por una parte, durante el último año las distintas intervenciones se concentraron en lugares próximos a los dos parques. De hecho, el personal de Ribeira solo acudió a un incidente en Lousame, a otro en Dodro y a seis en Noia; mientras que sus compañeros de Boiro atendieron 14 en Serra de Outes y uno en Porto do Son. La facilidad de acceso a los concellos de Arousa norte que permite la autovía de Barbanza también facilitó que los miembros de los servicios contraincendios llegasen en un período de tiempo relativamente corto.

Otro punto a destacar es que, a la hora de solventar una emergencia, los bomberos barbanzanos también sacan buena nota, y se colocan en tercer y quinto puesto como los más rápidos en dar por finalizado un operativos. Así, de media, el año pasado el personal del parque boirense daba por concluida su actuación en 34,83 minutos, mientras que el ribeirense lo hacía en 37,33.

El gran trabajo que realizan los miembros de este cuerpo de emergencia está fuera de toda duda, sobre todo teniendo en cuenta su alto volumen de actividad. Con un total de 414 intervenciones, los bomberos de Boiro casi se pusieron a la cabeza de los que más incidencias atendieron el último ejercicio -solo fueron superados por sus compañeros de Betanzos (447)-. Sin embargo, si se le suman las salidas que realizaron los miembros del parque de Ribeira, que dependen del boirense, se convertiría en el primero de la provincia con mucha diferencia, puesto que los efectivos barbanzanos participaron en 704 sucesos. La gran población que vive en su radio de actuación explica estas cifras, además de que en los concellos de la zona hay un gran movimiento de tráfico.

Falsas alarmas

Aunque suelen ser avisados de todos los grandes siniestros que se producen en la comarca, no siempre es necesaria su participación porque la persona no se quedó atrapada en el vehículo, o porque compañeros de otros grupos de emergencia lograron solventar el problema. Esto explica que, en el balance de intervenciones del 2018, destacan principalmente las salidas anuladas o falsas alarmas, que rondaron las 150 entre los dos parques, una tónica que se repite también en el resto de equipos que gestiona el consorcio provincial.

En segundo lugar en volumen de trabajo están los incendios, si se tienen en cuenta tanto los que se registraron en viviendas, naves y locales (93), en coches (13), en contenedores (21) o los forestales (23). Los accidentes de tráfico también requirieron la participación de los bomberos barbanzanos en 73 ocasiones, mientras que la retirada de 71 nidos de avispas velutinas también hizo necesaria su intervención.

Marzo, agosto y octubre sumaron el mayor número de incidencias

Aunque durante los meses de verano está claro que se produce un mayor movimiento en la comarca, tanto de actividades como de tráfico, los bomberos de los dos parques también sumaron un buen porcentaje de salidas en otras épocas del año. Así, en el mes de marzo del 2018 participaron en un total de 75 incidencias (Boiro 50 y Ribeira 25), mientras que en el de octubre la cifra llegó a las 83, apenas 11 menos que en todo agosto.

Los accidentes se suelen producir entre la once y las doce de la mañana

No existe una explicación lógica, pero durante el año pasado se comprobó que el mayor número de accidentes se concentró en la franja de tiempo que discurre entre las 11.00 y las 12.00 horas. En total, los bomberos del parque de Boiro atendieron 42 llamadas en ese período, mientras que los de Ribeira 26. Además, otro dato curioso es que, mientras el personal ribeirense tiene más incidencias los martes, el boirense las acumula los viernes.

Los distintos camiones recorrieron más de 28.300 kilómetros

A pesar de que los bomberos de la comarca son los más rápidos en llegar al lugar donde ocurrió un suceso, no quiere decir que no tengan que recorrer muchos kilómetros a lo largo del año. Según el balance del consorcio provincial, durante el 2018 los distintos vehículos recorrieron 28.331 kilómetros, siendo el personal de Boiro el que más realizó. De hecho, los bomberos de ese parque cubrieron 21.451, mientras que los ribeirenses apenas 6.881.

Una plantilla que cuenta con 30 trabajadores y espera refuerzos

No es algo nuevo que los parques de la comarca, y de toda la provincia en general, necesitan dotarse de más personal. En la actualidad prestan su servicio en la comarca un total de 30 bomberos, repartidos entre Boiro (18), y Ribeira (12). El gran volumen de trabajo al que tienen que hacer frente cada año ?más de 700 intervenciones? hace necesario reforzar esta plantilla, una reivindicación que se lleva repitiendo en los últimos años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los bomberos más rápidos de la provincia