Los casos de intoxicaciones etílicas en la comarca ya superan los 250 al año

Jóvenes y personas cuya edad supera los 50 fueron los principales grupos de población atendidos el pasado ejercicio


ribeira / la voz

Lejos de disminuir, el número de intoxicaciones etílicas sigue creciendo en la comarca y, aunque ahora lo hace a un ritmo mucho más pausado que hace una década, continúa siendo una cifra demasiado alta. Alrededor de 250 personas fueron atendidas por ingestas excesivas de alcohol durante el año pasado y, aunque no hubo que lamentar ningún fallecido, en más de un centenar de casos fue necesario trasladar en ambulancia al afectado a un centro hospitalario, mientras que 54 fueron asistidos en ambulatorios, y el resto -más de medio centenar- se trataron en el mismo punto donde se encontraban.

Ribeira y Boiro se colocan a la cabeza de los municipios con más intervenciones realizadas, 63 y 48, respectivamente, seguidos de Noia (28), Rianxo (19) y A Pobra (16). Los concellos que tienen menor población también son los que registraron menos casos de esta índole, siendo Carnota y Lousame, con cuatro y dos, los lugares que los servicios de emergencia del 061 visitaron con menos frecuencia por este tipo de llamadas.

El balance del año pasado también saca a la luz un dato de sobra conocido por todos: los meses de verano son los que suman más intoxicaciones etílicas -entre junio y septiembre hubo un centenar-, pero diciembre tampoco se queda atrás, ya que se contabilizaron cerca de 25. Asimismo, si se tienen en cuenta los días de la semana, los domingos ganan por goleada en número de intoxicaciones etílicas registradas (64 asistencias), seguidos de los sábados (42) y los lunes (30). Como curiosidad, y lejos de lo que ocurre en otros lugares, los viernes fueron los días que menos llamadas se recibieron en la central del 061 por atracones de alcohol en la comarca.

La cifra de varones que necesitaron ayuda por una ingesta excesiva de bebidas alcohólicas casi triplica a la de mujeres -177 frente a 36-, y aunque los jóvenes continúan siendo el grupo de población que concentra más asistencias, su porcentaje iguala al de personas de entre 50 y 60 años que también sufrieron intoxicaciones etílicas (55).

Cambio de tendencia

Román Gómez Vázquez, director de Coordinación del 061, explicó que estas cifras «siguen siendo demasiado altas, a pesar de que no ha habido un incremento significativo en el último año. Lo que sí se producen es un número de casos desmesurados los fines de semana, una tendencia que lamentablemente hemos importado de los países anglosajones». Recordó que aquí eran frecuentes los casos de personas que consumen altas dosis de alcohol durante todo el día, pero de forma pausada, «y ahora lo que observamos que hay muchos atracones, se consumen muchas copas en un período de tiempo corto».

En este sentido, apuntó que el máximo pico en el que se metaboliza el alcohol es a la hora y media de haberlo tomado, porque sigue estando en el estómago y en los intestinos de la persona. Gómez Vázquez insistió en que, ante un caso de intoxicación etílica, lo más importante es llamar al número de emergencias para informar sobre el estado del paciente, además de no dejarlo solo nunca, intentar abrigarlo y colocarlo de lado en el caso de que haya perdido la consciencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los casos de intoxicaciones etílicas en la comarca ya superan los 250 al año