Los ladrones fijan su objetivo en las bicis para la venta de segunda mano

Los robos en garajes y trasteros han aumentando, así como en tiendas especializadas


ribeira / la voz

Los ladrones han encontrado un nuevo objeto de deseo en la comarca, las bicicletas. Los vehículos de dos ruedas, sobre todo aquellos que tienen un precio más elevado, se han convertido en uno de los mejores botines para los amigos de lo ajeno, puesto que está constatada la existencia de un mercado de segunda mano en el que le pueden dar salida de manera fácil. Así lo explicó Óscar Fernández Vázquez, propietario de un negocio ribeirense dedicado a la venta de material para ciclistas y que fue asaltado en la madrugada de ayer.

El empresario, que abrió su tienda hace apenas tres meses, afirmó que los ladrones primero intentaron forzar la cerradura de entrada, pero, como no lo lograron, cogieron un objeto contundente y lo lanzaron contra el escaparate. Aunque la alarma se activó desde el primer momento, les dio tiempo a acceder al interior y llevarse una bicicleta eléctrica -valorada en más de 3.000 euros-, así como distintos artículos de ciclismo, cuyo coste sumaría otros 1.000 euros. «Existe un mercado sumergido que funciona muy bien, porque desde hace algunos años hay mucha afición por este deporte», apuntó Fernández, que también reconoció que espera recuperar el vehículo sustraído, al tratarse de un modelo poco común porque es eléctrico.

Los ladrones se llevaron una bicicleta eléctrica de un negocio ribeirense Para acceder al local, los cacos rompieron el escaparate de la tienda

«El mercado de segunda mano es una alternativa muy buena para esta gente que quiere conseguir dinero de forma rápida», reconoció el empresario, que tenía constancia de que habían aumentado los robos también en viviendas y en distintas zonas de la capital barbanzana.

Delante del instituto

Así lo constató también Manuel Bello Oujo, un vecino ribeirense a cuyo hijo le quisieron sustraer la bici cuando la había dejado aparcada delante del instituto. «Es una bicicleta buena, que costó unos 600 o 700 euros, y le intentaron forzar la cerradura del candado. Al final lo estropearon y tuve que romperlo con unas tenazas», destacó, al mismo tiempo que apuntó que a un amigo le habían robado la suya cuando la tenía guardada en el garaje en la zona de Abesadas. Es consciente de que los ladrones se deshacen muy rápido de estos vehículos, «pero para mí es tan culpable quien lo robó como quien lo compra», destacó.

También en Boiro se han registrado en las últimas semanas numerosos robos de bicis en trasteros y garajes, unos lugares de difícil vigilancia para los agentes de las fuerzas del orden. La semana pasada se detenía a tres jóvenes vinculados con este tipo de hechos, aunque se ha tenido constancia de alguno más en los últimos días.

Lourdes Sieira, que regenta un negocio de venta de bicicletas, destacó que hay varias marcas que ahora incorporan una especie de matrícula en las bicis, lo que permite que puedan ser identificadas fácilmente en caso de robo. «Muchas veces nos llaman desde el cuartel para pedirnos nuestra colaboración y poder localizar al propietario, ya que gracias a este código de barras es posible, aunque no todas lo llevan», dijo la boirense.

Un compañero suyo apuntó que, en varios grupos de ciclistas, no paran de aparecer informaciones sobre robos de bicicletas, y que este tipo de hechos se vienen repitiendo de forma constante desde hace tiempo. Sin embargo, él opina que no es tan sencillo deshacerse de estos vehículos robados y que muchos los llevan lejos para venderlos.

Las fuerzas del orden descartan que se trate de bandas organizadas

Fuentes del puesto de la Guardia Civil de Boiro reconocieron que sí que se ha registrado un mayor número de robos en trasteros y garajes en las últimas semanas, pero los vinculan a grupos de chavales y a pequeñas gamberradas. Aunque no descartan que pueda haber algunos individuos que se dediquen a la sustracción de bicicletas en concreto, opinan que no existe en la comarca una banda organizada para tal fin, y que lo que buscan es conseguir dinero fácil.

También en la comisaría ribeirense comparten la misma opinión, y reconocen que muchas veces los propietarios de los vehículos sustraídos no acuden a poner las correspondientes denuncias, por lo que no pueden investigar si hay un grupo concreto dedicado a este tipo de robos. Sobre el ocurrido ayer en Ribeira, apuntaron que han abierto una investigación en la que ya se han tomado huellas en el local y se visionarán los vídeos del servicio de vigilancia para intentar localizar a los ladrones.

Dinero fácil (Sálvora)

Hay muchos amigos de lo ajeno que son conscientes de la gran afición por las bicis que hay en la comarca y que los garajes y trasteros son lugares muy apetecibles para delinquir, puesto que habitualmente no están vigilados. A todo ello se une una importante red de venta de estas bicicletas de segunda mano a través de Internet, lo que facilita poder deshacerse de ellas sin dejar rastro y, lo más importante, consiguiendo dinero rápido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Los ladrones fijan su objetivo en las bicis para la venta de segunda mano