Dos semanas sin clase en el colegio Praia Xardín por la falta de calefacción

La Xunta se negó a asumir el gasto de 1.200 euros para unas estufas y tuvo que pagarlas el Concello


Hoy es inconcebible que un colegio no disponga de una sistema de calefacción que garantice una temperatura óptima, pero este tema generó en el pasado auténticas revueltas en la comarca. En el Praia Xardín de Boiro, los estudiantes estuvieron hasta dos semanas sin asistir a clase en señal de protesta. Tal día como hoy de 1990, un nutrido grupo de padres, profesores y alumnos se concentraban a las puertas de la sede de la Xunta en Compostela para exigir soluciones. Los 800 chavales que cursaban sus estudios en dicho centro llevaban 15 días sin asistir a clase.

Los representantes de la comunidad educativa habían solicitado a la Xunta la compra de estufas, cuyo coste estimaban en 200.000 pesetas de la época (1.200 euros), pero la propuesta había sido rechazada, lo que había contribuido a enquistar el problema. Al final, después de dos semanas de tiras y aflojas, el Concello, al frente del cual se encontraba José del Río Dieste, accedió a sufragar la compra de 24 calefactores eléctricos, poniendo fin a la polémica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Dos semanas sin clase en el colegio Praia Xardín por la falta de calefacción