La conserva genera uno de cada cuatro empleos en Arousa norte

Los oficios con mayor salida laboral varían sustancialmente de unos municipios a otros


Ribeira / la voz

En los últimos días, las grandes industrias del procesado de productos del mar han hecho una auténtica demostración de fuerza reuniendo en sus celebraciones navideñas a buena parte de sus plantillas, evidenciando el peso específico que este sector tiene en la economía barbanzana, y más concretamente en los cuatro municipios arousanos. Los datos sobre contrataciones corroboran esa realidad, ya que la conserva es, con mucha diferencia, el gran motor de empleo en la zona. No en vano, genera uno de cada cuatro puestos de trabajo en Arousa norte.

Cuando se habla de ocupación laboral y de las profesiones con un mayor índice de inserción es difícil dibujar un escenario común para los 11 municipios del área barbanzana, ya que los oficios con mayor salida varían sustancialmente de unas zonas a otras. En el caso de Ribeira, A Pobra, Boiro y Rianxo la industria conservera es claramente el impulsor de la economía y el gran generador de empleo. Según los datos correspondientes al 2017 -el último año con datos cerrados- el 25,74 % de los contratados durante los doce meses encontraron trabajo en el sector de la transformación de productos del mar, un ámbito que registra una ocupabilidad laboral muy alta y que en el último lustro no ha dejado de crecer.

La nota menos positiva es que el índice de estabilidad del empleo que se crea es medio, ya que la actividad está muy vinculada a las campañas de extracción de los recursos que sirven como materia prima a la industria.

Más parecidos

En cuanto a las comarcas de Muros y Noia, tienen más elementos en común que con Arousa norte. A diferencia de lo ocurre a orillas de la ría arousana, donde la conserva y la industria manufacturera encabezan las contrataciones, en su caso es el sector servicios el principal generador de empleo, según los datos de los que dispone la Administración autonómica.

Los camareros asalariados copan en 17 % de los nuevos contratos en la comarca muradana, frente al 15,38 % que representan en la zona de Noia. En ambos casos, el índice de ocupabilidad es muy elevado, lo que significa que es fácil encontrar trabajo en este ámbito, pero la estabilidad es baja. En general, un elemento común a las tres comarcas que conforman el territorio barbanzano es que los empleos vinculados a la hostelería, ya sean camareros, cocineros o ayudantes de cocina, tienen una elevada salida laboral.

Otro aspecto coincidente tiene que ver con la construcción, un sector que si bien en los últimos meses ha experimentado un leve repunte, acumula una trayectoria negativa en los últimos años que lo convierte en un ámbito de actividad poco atractivo, con muy pocas posibilidades de inserción laboral.

Una profesión que ha ganado importancia en los últimos tiempos es el de cuidado de personas a domicilio. Las condiciones de estabilidad también han mejorado y existe una elevada demanda de personal cualificado.

En el caso de la comarca noiesa, otro sector con una importancia específica es el del comercio, segundo en el ránking de contratados y que, aunque está por detrás del sector hostelero en generación de empleo, ofrece a sus trabajadores una mayor estabilidad. Por su parte, en la zona de Muros, la acuicultura es uno de los ámbitos con mayor salida laboral, mientras que los especialistas en mecánica naval también encuentran ocupación en los astilleros de la zona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La conserva genera uno de cada cuatro empleos en Arousa norte