Homenaje redondo para Marcelino

El párroco de Lampón y Posmarcos celebró sus 25 años en el sacerdocio rodeado de vecinos y amigos


Ribeira / La Voz

Marcelino Sánchez Somoza está acostumbrado a llenar iglesias, pero ayer fue diferente. El numeroso público que abarrotó el templo de Santiago de Lampón estaba allí por él, para darle calor en un gélido día en el que cumplía 25 años de dedicación al sacerdocio y a sus feligreses, una entrega que no ha pasado inadvertida, como quedó demostrado con el sincero homenaje que le brindaron sus parroquianos y que constituyó el inicio de una jornada que acabó siendo redonda.

A las 13.30, hora fijada para el inicio de la misa, no cabía ni un solo alfiler en el templo. En primera fila estaban los padres de Marcelino Sánchez, que siguieron el desarrollo de los acontecimientos embargados por la emoción y el orgullo al ver el cariño profesado a su hijo por los feligreses, no solo por los de Santiago de Lampón y San Isidoro de Posmarcos, sino también por los de Moaña, uno de los primeros destinos del párroco tras ordenarse sacerdote y donde dejó una profunda huella que llevó a un buen número de vecinos del municipio pontevedrés a unirse al homenaje.

Tras la comunión, representantes de las tres parroquias se turnaron en el púlpito para dirigir unas palabras al homenajeado. Mensajes de agradecimiento, de cariño, de reconocimiento a su incansable labor y entrega, a su implicación tanto en labores eclesiásticas como a la hora de dar impulso a las fiestas y actividades con las que «contribúe a establecer lazos de convivencia e confraternidade entre todos os fregueses» fueron los más repetidos.

Doble celebración

También se habló de su tenacidad y su calidad humana, unos discursos a los que Marcelino respondió con un sincero agradecimiento, que más tarde repetiría durante la concurrida comida que se celebró en el restaurante Chicolino. En el festín se dieron cita feligreses, vecinos, amigos y miembros de la comunidad educativa del IES Número Un, donde imparte clases, y que compartieron la doble celebración de Marcelino Sánchez. Y es que se dio la circunstancia de que el sábado cumplió 50 años, así que ayer también le tocó soplar las velas de la tarta.

En el restaurante también hubo intervenciones, palabras de agradecimiento y de reconocimiento que se alternaron con la poesía de Carmen Hermo y un vídeo de Manolo Rey en el que se hizo un repaso a la trayectoria vital del párroco. Él, por su parte, también echó la vista atrás y a sus 50 años de existencia cuando le tocó tomar la palabra tras recibir numerosos obsequios, entre ellos, una placa conmemorativa de sus bodas de plata como sacerdote regalo de todos los asistentes al homenaje.

Abrumado por tantas muestras de afecto, Marcelino Sánchez vivió una jornada feliz que acabó por redondearse con la goleada que el Barcelona, el club de sus amores, endosó al eterno rival.

1

3 Tras la misa, el párroco recibió las felicitaciones de los vecinos.

4 Sánchez sopló las velas de su cumpleaños junto a sus padres.

5 Moncho Ares, presentador del acto, lee la bendición apostólica entregada al homenajeado.

6 La Asociación Galega de Lupus también estuvo representada.

5

3

6

4

1 Marcelino Sánchez también estuvo arropado por otros párrocos de la comarca, entre ellos José Ortoño, Francisco Pena y Ricardo Villaverde.

2 Durante la ceremonia religiosa, celebrada en la iglesia de Santiago de Lampón, varios feligreses realizaron las tradiciones ofrendas de pan y vino.

2

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
119 votos
Comentarios

Homenaje redondo para Marcelino