Creciendo a base de golpes de talento

Las boirenses Marta Vázquez y Clara Agrelo lograron el título gallego de la categoría hándicap que se disputó en Moimenta


ribeira / la voz

Boquiabiertos. Así quedaron el centenar de personas que se dieron cita en Moimenta para disputar el último Campeonato Gallego de Pitch&Putt. «¿Quienes son esas dos chicas?», murmuraban mientras seguían de cerca la sorprendente actuación realizada por dos adolescentes boirenses de 13 años. Ellas eran Marta Vázquez y Clara Agrelo que, tras imponerse a golfistas de primer nivel, alzaron el título autonómico en la categoría hándicap.

«Fue un sorpresón. Se lo merecen, son dos niñas que tienen un comportamiento excepcional», reconoce el responsable del Barbanza Golf, un Alberto Colón que vio como la pareja daba sus primeros golpes en esta disciplina deportiva. Sin más presión que la de disfrutar, demostraron un talento innato contra competidores que, prácticamente en su totalidad, las triplicaban en edad.

Es Colón quien da unas pinceladas de las características de cada una de ellas: «Clara tiene un swing perfecto. Siempre lo dijimos. Empezó hace un par de años, pero sabíamos que cuando diera el salto se notaría». Sobre Marta destaca su pasión, su capacidad para completar sesiones ingentes de entrenamientos con una sonrisa en la boca: «Tiene una zurda de oro. Ella también es puro talento».

El título

El éxito en el Campeonato Gallego se gestó días antes. Esa misma semana, el jueves antes de la prueba, ambas completaron el mismo recorrido. «Les salió muy mal, 40 golpes de más. Cuando terminaron, decían que iban a quedar de últimas», afirma Jacobo Agrelo, padre de Clara, que recuerda con humor lo ocurrido.

Esto le dio más valor al éxito logrado. «Les salió una primera vuelta impresionante. Le sacaban diez puntos a los siguientes clasificados», afirma Colón. Cuando les tocó volver al campo, la presión se posó encima de sus hombros: «Vieron que tenían muchas opciones y estuvieron concentradísimas. Les tocó con gente que no conocían, contra una pareja de Ferrol, y no dieron un golpe por perdido. Eso les otorgó la victoria».

A pesar del éxito, ambas están muy tranquilas. Para ellas el golf es una afición, nada más. Lo importante es sacar adelante sus estudios, ya que este año acaban de comenzar en primero de la ESO. «Queremos que disfruten. Les gusta mucho jugar juntas. Clara lo pasó mal al cambiar de palos y desde que compite con Marta ha vuelto a engancharse», reconoce Jacobo Agrelo.

De la misma manera se expresa Miguel Vázquez, padre de Marta, que destaca que su hija comenzó «sendo pequena, con cinco ou seis anos. Dende sempre, o obxectivo non foi outro que gozar deste deporte tan descoñecido». La boirense, que compite también en la Liga Galega, quiere seguir golpeando. Más todavía si Clara Agrelo está cerca. En el talento de ambas se demuestra que el golf no sabe de edades.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Creciendo a base de golpes de talento