La creación de sociedades mercantiles cae tras dos años de fuerte aumento

En los primeros siete meses de este ejercicio se constituyeron 71, frente a las 86 del 2017

.

ribeira / la voz

Uno de los síntomas de la mejora económica experimentada en la comarca se evidencia en la creación de sociedades mercantiles que, especialmente entre los ejercicios del 2016 y el 2017, tuvo un fuerte crecimiento. De las 64 constituidas entre enero y julio del 2015 se pasó a las 75 del año siguiente y el aumento fue todavía mayor en el 2017, con un total de 86. Sin embargo, esta tendencia alcista se ha visto frenada bruscamente con una importante caída en los siete primeros meses de este año, en los que solo se han registrado 71 altas en la comarca.

La zona de Arousa norte es la que muestra mayor dinamismo, con la formalización de 44 entidades de este tipo. Sin embargo, la cifra es sensiblemente inferior a la del ejercicio anterior, cuando fueron 61 las creadas en el mismo período. Ribeira y Boiro son los municipios que tiran del carro, ya que entre ambos ayuntamientos suman más de la mitad del total. En las restantes comarcas destacan los casos de Noia, con ocho, y de Muros, con siete.

Meses más activos

Al examinar los datos oficiales se observa que febrero y marzo fueron los períodos más activos, mientras que a partir de abril se detecta un parón. Como ejemplo puede citarse el caso ribeirense, en el que durante los tres primeros meses se formalizaron una docena de altas, mientras que entre junio y julio únicamente se ha producido una.

Donde no se observa movimiento alguno es en Lousame, cuyo registro de creación de entidades mercantiles todavía no se ha estrenado este año. Otro ayuntamiento con un nivel bajo de actividad en este sentido es el de Carnota, donde hasta la fecha únicamente figura una inscripción nueva.

Distintos profesionales indican que la mayoría de los emprendedores se decantan por constituirse como autónomos para abrir sus negocios, dado que resulta más sencillo y los costes son menores. Incluso entre negocios formados por componentes de la misma familia .

Entre quienes decidieron formar una sociedad limitada se encuentran Laura Oujo y Vero Cadabal, que regentan un establecimiento de artículos de puericultura en el barrio de Abesadas, en Ribeira. Ninguna de ellas tenía experiencia en el ámbito empresarial, pero apostaron por unirse para la realización de este proyecto. Explican que así se lo aconsejaron y, por ahora, están muy satisfechas de la decisión adoptada.

En algunos casos, explican desde asociaciones de empresarios como la ABE, hay emprendedores que se constituyen inicialmente como autónomos y que, tras comprobar la evolución de su negocio, deciden cambiar para crear una sociedad.

Aunque inicialmente el desembolso de quienes se decantan por esta última opción es más elevado, al igual que los trámites previos a realizar, existen otro tipo de contrapartidas. Una de ellas es la posibilidad de acceder a determinado tipo de contratos, como los de carácter público, que en el caso de los autónomos está más limitado.

En muchas ocasiones, el tipo de actividad a desarrollar también determina la pauta del modelo a emplear, ya sea como sociedad o como autónomo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La creación de sociedades mercantiles cae tras dos años de fuerte aumento