Jornada de pruebas en Vista Alegre

El Boiro cayó 0-2 frente al Negreira, en un partido amistoso en el que llevó la iniciativa y la posesión y se dieron minutos a todos los jugadores


Ribeira / La Voz

Después de la vorágine de negociaciones y despachos de los últimos meses para lograr la salvación del CD Boiro, podría pensarse que todos los problemas quedaban resueltos. No obstante, el primer amistoso disputado ayer por los de Rubén López dejó claro que todavía queda mucho trabajo por delante, esta vez sobre el terreno de juego. El Boiro cayó ayer, con un 0-2 en el luminoso, contra un Negreira de ensayo y error que supo aprovechar las ocasiones de debilidad locales en un campo de Vista Alegre que se convirtió en un campo de pruebas.

A pesar del resultado, los barbanzanos fueron superiores en las llegadas y a nivel técnico, y en la lectura de los cambios está la explicación. Los candidatos a ser titulares, excepto veteranos como Borja Outeiral y Elier, fueron dosificados durante todo el encuentro. Se trató de un choque para engrasar la maquinaria y dar minutos, con sorpresa, pues el propio presidente, Marcos Yáñez, Changui, se vistió la camiseta y disputó la segunda parte del partido. Incluso el guardameta boirista Dieste se prestó a jugar con el Negreira, que carecía de portero.

Tras el pitido inicial, los primeros minutos fueron de tanteo y se dejaron ver acciones prometedoras, como la de un Teira que puso en aprietos en varias ocasiones a su compañero en la portería rival. Fue Vía Rápida quien abrió la lata en el minuto 35 para el Negreira al recibir un pase atrás en el área y sentenciar.

Segunda parte

En la segunda mitad, y con Changui en el campo, el Boiro achuchó más e intentó cazar más balón, aunque la falta de contacto entre los jugadores frenó las intentonas. El presidente boirista dejó destellos de calidad y tuvo un disparo muy franco, solo dentro del área, que hizo suspirar a un graderío que no tardaría en estallar. El motivo fue un polémico penalti por una supuesta mano en la línea defensiva del Boiro. Los nicrarienses no perdonaron y subieron el 0-2, mas eso no pudo ocultar los ánimos de unas Krusadas que se dejaron la piel hasta el final y no dejaron de apoyar.

Hubo jugadores que destacaron sobradamente como Toño Pozas, que se configuró como uno de los mejores boiristas a nivel defensivo y ofensivo. Por parte de los visitantes, el recién llegado del Xallas Uxío demostró que será un activo crucial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Tags
Comentarios

Jornada de pruebas en Vista Alegre