El Boiro ve luz al final del túnel

Fútbol Un grupo de empresarios, seguidores, antiguos directivos y exjugadores, con el apoyo del Concello, avanzan para evitar que el club desaparezca

.

RIBEIRA / LA VOZ

La crisis del Club Deportivo Boiro ha pasado a ser un tema de actualidad que trasciende los límites del municipio, no en vano, como comentaba ayer una reconocida personalidad, el equipo sénior se había convertido en la referencia futbolística de la comarca tras su meteórica trayectoria que lo llevó a militar en Segunda B, de la mano del ya expresidente David Places. Por este motivo, estos días, en los corrillos del balompié barbanzano no solo se habla del Mundial de Rusia, sino también del inquilino de Barraña.

Hasta anteayer por la noche, el futuro se veía negro, pero un grupo de personas que, por orgullo boirista, se negaban a admitir la más que probable desaparición de la entidad, ha logrado atisbar una luz al final del túnel y están manos a la obra para revertir la situación.

GRUPO

Con el apoyo del Concello. En el grupo que en los últimos días ha venido manteniendo contactos y encuentros hay desde empresarios a antiguos dirigentes y exjugadores, que, con el apoyo del propio Concello de Boiro, analizaron, en primer lugar, la forma de evitar el hundimiento de una entidad histórica en el fútbol gallego, y lo prioritario es superar el obstáculo de una deuda que acumulada rondaría los 300.000 euros, especialmente la parte que compromete al club con la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), que actúa contundentemente con los equipos morosos con los salarios de los futbolistas.

estructura

Un director deportivo. Para evitar lo que supondría llegar al 29 de este mes sin resolver los problemas salariales con el equipo, decidieron planificar una estructura de club convincente, dotada incluso de un director deportivo, cargo que recaería en una persona del mundo del fútbol que conoce bien el sector y la casa. Con la solvencia de una nueva forma de hacer las cosas, iniciaron contactos con los jugadores que denunciaron el impago de los salarios para tratar de que retiren las denuncias, a cambio de percibir parte de las cantidades que se les adeudan y buscar fórmulas que satisfagan a las dos partes, con el objetivo de evitar situaciones traumáticas.

LA DEUDA

Llegar a acuerdos. En cuanto a las deudas con los proveedores, también se pretende contactar con todos ellos con el fin de negociar el peso de la deuda que lastra el futuro del Club Deportivo Boiro. Las personas que tratan a marchas forzadas de evitar que se consume el fin de la entidad con sede en el municipal de Barraña, y que arrastraría en su hundimiento a todas las secciones, incluso a los equipos de la base que militan en ligas gallegas, tienen claro que, si como esperan, consiguen llegar a un acuerdo con los acreedores y futbolistas, estarían en disposición de articular un nuevo Club Deportivo Boiro, que pretenden asentar sobre unas bases más sólidas que las de los últimos tiempos.

PLANTILLA

Apuesta por la cantera. Consideran fundamental que la plantilla tenga compromiso con el club, y la mejor forma de que así sea es que tenga una base de jugadores de Boiro o de su entorno, por lo que tratarían de convencer a aquellos que militan en equipos de fuera de la comarca para que se incorporen a la entidad y así cubrir los puestos que queden vacantes. Este objetivo se reforzaría con una clara apuesta por la cantera, ya que los últimos tiempos evidencian que hay talento en la base, de lo contrario, no habría equipos de Boiro en ligas gallegas, como el juvenil, que desciende de Liga Nacional, y los infantiles, que ascienden. De hecho, algunos de los adolescentes ya tuvieron minutos este año en el plantel sénior.

ECONOMÍA

Salarios de club modesto. Creen necesario que la economía del Boiro sea acorde a la condición de club modesto, por lo que se revisarán los salarios para adaptarlos a la realidad, ya que el club de Barraña no puede ir de nuevo rico pagando sueldos desproporcionados, y menos ahora, que será necesario establecer un plan de austeridad a medio o largo plazo para que la entidad sea saneada y se libere de las cargas de su pesada deuda.

INVOLUCRACIÓN

Proyecto común. Están convencidos de que el Club Deportivo Boiro tiene que ser un proyecto común en el que se involucren la sociedad y el empresariado de la villa, por lo que pedirán la implicación de todos ellos, primero, para reflotarlo, y luego, para mantenerlo, en la medida de lo posible, en Tercera División, aunque el descenso no se considera un drama, siempre que se hagan las cosas bien.

DIRIGENTE

Pendiente de la asamblea. Para alcanzar los objetivos, lógicamente tiene que haber alguien que tripule la nave. Ese alguien ya existe y cuenta con el apoyo de colectivos, personas y entidades de peso en el entorno del Club Deportivo Boiro, que le acompañarán en la nueva andadura, pero todo dependerá de lo que decida la asamblea de socios que, así las cosas, tendrá que elegir entre un final traumático o esta otra salida que se está madurando, y para la cual fue importante la buena disponibilidad de David Places de no poner trabas a la transición.

No obstante, de todo lo señalado, el primer paso para desencallar la nave de Barraña es el más difícil: conseguir una acuerdo económico con los acreedores y los jugadores, que es donde se centran todos los esfuerzos, porque todas las partes que se han involucrado en el rescate de la entidad tienen claro que con la deuda actual el Club Deportivo Boiro es inviable, motivo por el que hacen votos para llegar a un entendimiento lo antes posible.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Tags
Comentarios

El Boiro ve luz al final del túnel