La escuela infantil Sagrada Familia cerrará sus puertas

Los padres afectados se sienten engañados por las Hermanas de la Caridad y anunciaron que preparan varias concentraciones


Ribeira / La Voz

Engañados y estafados. Así se sienten los padres de los 16 alumnos matriculados en la escuela infantil Sagrada Familia, después de que ayer recibiesen la noticia de que este centro boirense cerrará sus puertas cuando finalice el curso. Los progenitores habían sido citados a una reunión -que tardó cerca de dos semanas en tener fecha- en la que una responsable de la orden religiosa propietaria de esta escuela de Escarabote les explicaría qué decisión tomarían ante la retirada de los fondos económicos por parte de la Consellería de Educación debido al bajo número de niños matriculados.

El peor de los escenarios que habían presagiado los padres acabó por confirmarse y una de las integrantes de las Hermanas de la Caridad confirmó que no podrían mantener el centro abierto sin el concierto de la Xunta. Tras una tensa serie de preguntas, padres y madres abandonaron el encuentro. Además, ya han indicado que solicitarán explicaciones a la consellería y que planean concentrarse a las puertas de la escuela boirense y de otro centro de la misma propiedad, pero sin relación alguna con este caso, ubicado en Ribeira.

La principal queja de los afectados fue la serie de contradicciones que, afirman, la integrante de las Hermanas de la Caridad manifestó ayer. La primera de ellas es la relativa a si realmente cursaron una reclamación ante la Xunta por la retirada provisional del concierto, ya que temen que la espera que han vivido para que se fijase esta cita solo fuera una excusa para que finalizase el plazo de presentación, por lo que intentarán reclamar ellos mismos: «¿Por que non nos avisaron da posibilidade de presentar o recurso a comezos de maio?».

Las contradicciones

A los progenitores también les resultó extraño que rechazaran la proposición de pagar una mensualidad para que la Sagrada Familia continúe abierta, puesto que, tal y como rememoró un presente, «dixeron que non querían ingresos cando quixemos pagar polo servizo Madrugador e agora pechan dicindo que teñen perdas».

El nivel de frustración era tal que hubo quien propuso dejar entrar a okupas en el centro: «Se tanto son da caridade, seguro que aceptan a persoas sen recursos».

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
6 votos
Comentarios

La escuela infantil Sagrada Familia cerrará sus puertas