La segunda mano copa el 80 % de las ventas de viviendas en la zona

Las transacciones comienzan a recuperarse, después de casi una década de caída


ribeira / la voz

Tras las graves consecuencias de la crisis inmobiliaria, el sector parece que por fin comienza a ver la luz al final del túnel, aunque aún queda mucho para alcanzar las cifras que se registraban hace una década. El año pasado hubo una ligera subida en la venta de viviendas, y en la comarca se realizaron un total de 646 transacciones, un dato que todavía está muy lejos de las 1.857 del 2006. Lo más significativo es que la compra de inmuebles de segunda mano ya cuadriplica a la de obra nueva -el porcentaje supera ya el 80 %-, una tendencia que sigue la misma línea de los últimos ejercicios.

El principal motivo que explica que las casas usadas tengan mayor aceptación en el mercado es el precio, puesto que suelen tener un coste más económico que las que se van a estrenar, «y siempre hay más margen para poder negociar a la baja entre el comprador y el vendedor», explican desde una inmobiliaria noiesa, donde recuerdan que todavía quedan muchos pisos por vender de los edificios que se construyeron durante la época del bum.

La apuesta por la rehabilitación de inmuebles antiguos también explica este auge en la compra de viviendas de segunda mano, puesto que son muchas las empresas especializadas que están adquiriendo estos activos para reformarlos y luego ponerlos en el mercado.

Aunque durante algún tiempo Boiro lideró el ránking de municipios con mayor número de ventas de pisos, fue Ribeira el que se situó a la cabeza de esta lista en el 2017, con un total de 202 inmuebles, según se constata en los datos que acaba de hacer públicos el Ministerio de Fomento. La localidad boirense ocupó el segundo lugar, con 118, mientras que el tercer puesto se lo llevó Porto do Son, con 72.

También hubo un movimiento considerable de transacciones en Noia (65), A Pobra (55) y Muros (52), mientras que en Rianxo, Outes y Carnota las compraventas superaron la veintena en cada uno. Por contra, en Mazaricos y Lousame, con 5 y 4 viviendas vendidas, respectivamente, el sector inmobiliario apenas tuvo actividad a lo largo del año, puesto que sus cifras son considerablemente inferiores a las registradas en el resto de la comarca.

Balance residual

Aunque las transacciones inmobiliarias se estén reactivando tras una década de caída, lo que todavía no ha recuperado los registros del 2007 ha sido la compra de viviendas de protección oficial, que el año pasado fue prácticamente residual.

En toda la comarca apenas se tramitaron bajo esta opción 13 inmuebles, la mayoría de los cuales están ubicados en Noia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La segunda mano copa el 80 % de las ventas de viviendas en la zona