EFM Boiro femenino: El futuro se forja en Vista Alegre

Lesiones y bajas de última hora lastraron al equipo en su intento de consolidarse en la primera liga gallega


Ribeira / La Voz

No está viviendo su mejor temporada a nivel futbolístico, pero nadie aseguró que el reto sería sencillo. El EFM Concello de Boiro femenino afronta su segundo año de historia, y lo hace con un bloque que mezcla la veteranía de algunas jugadoras que conforman el núcleo fuerte de la plantilla con el empuje y el dinamismo de una nueva remesa de amantes del deporte rey. La receta, más pronto que tarde, apunta a garantía absoluta de éxitos, como el que se logró la pasada campaña con el ascenso a la Primera División gallega.

«O obxectivo é non descender. Sabemos que será complicado. Este ano os resultados non acompañan. Hai moito nivel na categoría», apunta Mila Fernández, una de las personas que vivió el proceso de pasar del ACDR Boiro al actual club municipal: «Quizais pensamos que ía ser máis sinxelo, que podiamos estar pola metade da táboa. A pesar das derrotas, saímos a gañar cada partido, pero non sempre é posible».

Aunque en estos momentos el equipo se encuentra en puestos de descenso, los responsables de la entidad creen al 100 % en el proyecto. «Consideramos que é moi importante. Historicamente, os clubs que conformamos o EFM Concello de Boiro sempre tivemos rapazas nas nosas categorías base, pero ao chegar a unha idade deixaban de xogar. Grazas a este equipo poden poñer a vista nun referente», apuntó el directivo José Manuel Vilas.

La inestabilidad no ayudó a la plantilla, ya que David Parada, conocido como Chopo, tuvo que hacerse cargo del equipo a mitad de la temporada. «Era o adestrador das porteiras e decidiu botarnos unha man cando Ana marchou por motivos persoais. Estamos moi contentas con el, aínda que os resultados non acompañen», apuntó Mila Fernández, quien afirma que «intentamos tocar máis o balón, saír desde atrás con el. Con Ana tamén o faciamos, pero agora pode que teñamos máis confianza».

Los puntales

Aunque son las jugadoras más veteranas las que conforman la estructura del equipo, el futuro pasa por cuatro nuevas promesas, Melanie, Larita, Soraya y María. «Teñen unha calidade individual moi boa», apuntó Mila Fernández. Al igual que la boirense, Vilas lo tiene claro, hay talento suficiente para grandes cosas: «Nós estamos contentos. Tivemos problemas, houbo moitas circunstancias, algunhas deixaron o equipo, outras lesionáronse. Non conseguimos reforzos e era de esperar que custara. Non se poden desanimar».

Como garantía de futuro, el directivo asegura: «Hai moitas xogadoras, que son cadetes e xuvenís, que teñen que ir collendo peso no club. A meta é que co tempo poidamos ter un equipo feminino tamén na base».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

EFM Boiro femenino: El futuro se forja en Vista Alegre