La efervescencia creativa se instala en Boiro

El Pecha Kucha vivió su sexta edición con un torrente de ideas alrededor de la gestión cultural

.

Que la primera República Creativa de la comarca haya nacido en Boiro no es casualidad. Responde a la efervescencia creativa que está instalada en la localidad y que ha ido en aumento alentada en buena medida por iniciativas como el Pecha Kucha, una propuesta que, como recordó el técnico y gestor cultural Alberto García el jueves, nació sin vocación de continuidad, pero que ha crecido hasta alcanzar su sexta edición despertando el mismo interés que el primer día. Siete emprendedores al frente de media docena de proyectos relacionados con la cultura hablaron de su trabajo y pusieron en una pantalla un inmenso torrente de ideas que demuestran que la creatividad también genera riqueza.

De ello habló Alberto García en su introducción, de que un buen puñado de creadores que hace una década aparecían en un catálogo de nuevos valores hoy son emprendedores asentados en su lugar de origen, y destacó la importancia que esto tiene: «Cada vez máis territorios apostan pola economía creativa, e nós tamén queremos facer ese esforzo. A creatividade é economía e proxecta imaxe cara fóra».

Veinte imágenes

Dicho esto, llegó el momento de que hablasen los invitados. Como en cada Pecha Kucha, siguieron el guion que marcaban las veinte imágenes que seleccionaron y que se proyectaban en una pantalla durante veinte segundos. Los primeros en enfrentarse al público que llenó la sede de la ABE fueron dos de los integrantes de La Décima Planta. «Bienvenidos a la secta de la creatividad», introdujo Juan Rivas, que en muy pocas palabras resumió a qué se dedica su empresa: «Hacemos, sobre todo, ideas, muchas ideas».

Su compañero Manuel Araújo se encargó de explicar uno de sus proyectos más importantes, la Semana de las Industrias Culturales y Creativas, ICC Week, de Ourense. Se trata de una feria en la que participan todo tipo de profesionales del ámbito cultural, desde el cine o la televisión a nuevas tecnologías, e incluso gastronomía, y todo ello sin perder de vista donde están: «A economía creativa é un potenciador da cultura do territorio, por iso buscamos localizacións en distintos puntos da provincia».

Diego Parajó, de Xeneme, fue el siguiente en subir al estrado para hablar de su empresa, dedicada a la gestión de proyectos socioeducativos y culturales: «Isto é un reto porque vai a toda mecha». Y a toda velocidad repasó una trayectoria que comenzó en 1998: «Empezamos coma quen vai en monopatín, coa sensación de ir a toda velocidade sen saber se vas caer», y han recorrido un camino en el que la clave ha sido hibridar conocimientos del ámbito social, cultural y educativo «para facer algo que sexa distinto, e todo sen perder a paixón».

O Cable Inglés es una cooperativa cultural formada por tres mujeres, y una de ellas, Marián Fernández, estuvo en el Pecha Kucha hablando de proyectos como As mulleres non son de porcelana, una historia documental sobre la lucha de las trabajadoras de la desaparecida fábrica de Álvarez. Su trabajo abarca la gestión de proyectos culturales, diseño e imagen corporativa, comunicación y producción, pero «o que máis nos gusta é facer traxes culturais a medida».

Cabezas de cartel

Por Boiro pasó también Sergio Lago, de BenCuriosa, empresa que, además de diseñar proyectos culturales y realizar trabajos de consultoría, se dedica a la formación y está detrás del curso de Experto Universitario en Xestión Cultural de la USC.

Para el final quedaron los cabezas de cartel del sexto Pecha Kucha. En lo que respecta a la gestión cultural, Kin Martínez, organizador, entre otros, del festival Portamérica, es un referente. Aprovechó la ocasión para explicar su trabajo, pero también para hablar de algo que considera importante: «El festival Vigo Transforma forma parte da ilusión e tamén do fracaso».

Por último, Víctor Bello, que cuenta a sus espaldas con una amplísima trayectoria que comenzó en la Casa das Crechas y con multitud de proyectos, explicó cómo empezó: «Aprendín facendo cousas, a través do activismo e buscando solucións ás cousas que pasan. E niso sigo».

Votación
1 votos

La efervescencia creativa se instala en Boiro