El buen tiempo anima la ocupación hotelera esta Semana Santa

Marta Gómez Regenjo
Marta Gómez NOIA / LA VOZ

BOIRO

Los primeros campistas llegaron ayer a las instalaciones del Ría de Arosa en Oleiros.
Los primeros campistas llegaron ayer a las instalaciones del Ría de Arosa en Oleiros. Marcos Creo

El sector indica que siguen predominando las reservas de última hora

02 abr 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Aunque ayer, día laborable salvo para los afortunados que tuvieron oportunidad de alargar el puente festivo con unos días de vacaciones, el movimiento en los establecimientos hoteleros de la comarca todavía era escaso, pero tanto para última hora del día como para la jornada de hoy no faltaban profesionales que aguardasen una avalancha de visitantes. Si hace un par de semanas las expectativas eran buenas, el radiante sol que parece que brillará en la comarca durante el fin de semana ha animado las reservas de última hora.

Pero no todos los visitantes que pernoctarán en la comarca durante la Semana Santa esperaron al último momento para buscar alojamiento, como indican desde La Casona del Abuelo de Carnota o en las Cabanas do Barranco. Las casas colgadas de los árboles de Outes tienen reservas incluso desde enero, y la mayoría se ocuparon ya en febrero.

Con todo, sigue habiendo quien opta por aguardar a las jornadas previas a los festivos para explorar las posibilidades que ofrece la hostelería barbanzana para decidir dónde quedarse. Lo saben bien en el hotel Elisardo de Noia, donde ayer mismo realizó su reserva un gran grupo que les salvará la Semana Santa. Con esa llamada de última hora, la ocupación subió hasta el 80%, un porcentaje ligeramente superior al que registra el Villa del Son, donde reconocen que la mayoría de las habitaciones se ocuparon a última hora.

Dependientes del cielo

Y es que distintos profesionales consultados reconocen que siguen dependiendo en gran medida de las condiciones meteorológicas y que el buen tiempo contribuye en gran medida a ocupar las habitaciones. Las previsiones para este fin de semana son buenas y eso ayuda, y mucho, a llenar los establecimientos. Eso indicaban, por ejemplo, en el hotel rural Casa do Prado de Boiro, donde apenas les queda sitio, y en el Hotel Noia o el Áncora ribeirense, donde la mayoría de las reservas se hicieron la semana pasada.

A otros, en cambio, no les ha ido tan bien y se encomiendan a que el sol luzca radiante y atraiga a visitantes de paso que decidan pernoctar en Barbanza. El Hotel Park es uno de esos establecimientos en los que confían en las entradas sin reserva para mejorar las cifras de ocupación, igual que ocurre en el Cabío.

Turismo rural

Una vez más, el turismo rural es el que más contribuye a tirar del carro del sector y el nicho en el que se dan las mejores expectativas, aunque, como en todo, hay excepciones. No es el caso de la Aldea Os Muíños de Rianxo, que tiene todo ocupado desde hace tiempo y califican de muy buena esta Semana Santa.

Las dos casas rurales de Os Ballotes también cuelgan el cartel de completo.

Las estancias se alargan y hay alojamientos ocupados desde el fin de semana pasado

Son mayoría los negocios de alojamiento en los que se habla de una mejoría en la actividad que registrarán esta Semana Santa con respecto a los últimos años, y no son pocos los que añaden que no solo se son más las reservas realizadas sino que las estancias se alargan. No en vano, muchos establecimientos comenzaron a notar la proximidad de las jornadas festivas con el aumento de los huéspedes durante el pasado fin de semana.

Sobre todo en locales dedicados al turismo rural, indican que tanto el sábado como el domingo pasado notaron un aumento en la cifra de reservas. Es el caso de la Casa da Posta de Valmaior, en Boiro, donde la mejoría en la ocupación, que está al 100%, es más que notable con respecto a los resultados de temporadas precedentes y, además, «xa empezamos a traballar a semana pasada, así que moi ben». En Os Muíños y en la Cabanas do Barranco hablan en los mismos términos, y durante toda esta semana han contado con huéspedes.

Cámpings al completo

Tampoco está yendo mal la cosa para los cámpings, sujetos, más que ningún otro tipo de negocio, a las condiciones meteorológicas. Ayer comenzaba a haber movimiento en las parcelas de acampada, mientras que los bungalós del Ría de Arosa, tanto de Oleiros como de A Pobra, estaban completos.