El Concello coloca vallas para limitar el aparcamiento en las piscinas del río Pedras

Ana Gerpe Varela
A. Gerpe RIBEIRA / LA VOZ

A POBRA DO CARAMIÑAL

Instalará nuevos carteles de advertencia al haber desaparecido varios por actos vandálicos

21 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los bomberos de Ribeira advertían ayer de que los rescates a los que han tenido que acudir en las piscinas del río Pedras se han complicado porque, pese a la señalización existente, hay coches que estacionan en ambas márgenes de la calzada y los vehículos de emergencias no pueden acceder. Con el fin de adoptar nuevas medidas, ayer se desplazaron al lugar el oficial de la Policía Local y el edil de Seguridade, José Lojo. El concejal indicó que se han puesto unas vallas.

Lojo indicó que se ponen sanciones diariamente a vehículos que hacen caso omiso de la señalización y que han decidido poner unas vallas con cintas para ver si, de esta forma, los conductores respetan las indicaciones.

Resaltó que pese a las inspecciones de a Policía, resulta muy difícil de controlar los desmanes de los automovilistas.

También recalcó que van a colocarse nuevas señales, ya que algunas fueron destrozadas en actos vandálicos, y que el Concello tiene previsto aplicar un plan de autoprotección. De su elaboración se encargó una empresa y el informe ya ha sido remitido para su análisis.